Investiga el IMSS muertes en San Juan

El Instituto Mexicano del Seguro Social investiga la posible presencia de una bacteria en el Hospital General de Zona 3, ubicado en San Juan del Río, que pudo causar la muerte de seis personas FOTO: CESAR ORTIZ / CORRESPONSAL
El Instituto Mexicano del Seguro Social investiga la posible presencia de una bacteria en el Hospital General de Zona 3, ubicado en San Juan del Río, que pudo causar la muerte de seis personas
FOTO: CESAR ORTIZ / CORRESPONSAL

San Juan del Río.- Investiga el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) la posible presencia de un bacteria (Acinetobacter) en los quirófanos del Hospital General de Zona 3, ubicado en San Juan del Río.

Se reporta que es posible que esta bactería haya cobrado la vida de, por lo menos, seis personas que fueron intervenidas quirúrgicamente.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, los decesos se debieron al contagio de los pacientes con la bacteria que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, resiste cualquier
antibiótico.

La OMS señala que el acinetobacter baumannii es resistente a los carbapenémicos, es decir a los antibióticos, y tiene la capacidad de resistir todos los tratamientos médicos, lo que la hace una de las 12 bacterias más
peligrosas.

Pese al hermetismo de las autoridades del Seguro Social, PLAZA DE ARMAS pudo constatar la falta de higiene en el área de quirófanos, lo que, a decir de algunos testigos, es una de las principales fuentes de contagio.

“Solo se había registrado en pacientes de piso, decían que por contaminación de los tubos de ventilación mecánica (respiradores artificiales) y evidentemente en medicina interna y urgencias, que es donde más se utilizan, se ‘tomaron’ acciones, exhaustivas de limpieza, pero honestamente no es suficiente”.

Una persona cercana al caso, quien solicitó su anonimato por seguridad, indicó que este error se pudo deber a la colocación en el área de higiene de dos enfermeras, quienes no están lo suficientemente capacitadas para la labor.

“No dejaron a nadie que supiera en realidad cómo era la limpieza realmente; en este caso son exhaustivos, y ellas creían que solo era administrativo y ya”.

Se asegura que las cortinas divisoras de las camillas de los pacientes no cuentan con la limpieza adecuada, ya que solo se limpian con trapo húmedo, cuando en realidad se debe retirar del soporte para tallarla exhaustivamente con germicidas.

Debido a que no se practica tal acción, es posible que en estas se almacenen bacterias, ya que al abrir y cerrarlas por parte del personal de enfermería, la bacteria se va pasando el virus de paciente en paciente.

“Si eso es en piso, imagínate cómo estarán en los quirófanos, porque las jefas de limpieza, Teresa Arias, enfermera general y Mónica Barrón, enfermera obstétrica, las jefas ni creas que se paran en fin de semana a revisar exhaustivos y menos de revisar, si no saben, es ahí donde radica todo, pero nadie va a decir eso, que fue un error del tamaño del mundo”.

“Las fumigaciones que hacen para desinfectar, según ellas las hacen con cloro en un aspersor, y pues eso daña los pulmones de quien lo hace, porque fragmenta las partículas de cloro y a la larga provoca EPOC, que es la enfermedad que ataca a los fumadores”, se explicó.

Cabe resaltar que mientras PLAZA DE ARMAS realizaba su investigación, ayer, martes 18 de abril, se notó la presencia de personal médico de la Ciudad de México y de la capital del estado en el área de Educación e Investigación Médica, donde mantuvieron reuniones a puerta cerrada con las enfermeras encargadas del área de limpieza de la zona contaminada.

ROSSY MATINEZ/CORRESPONSAL

 

Comentarios

Comentarios