Intachable, candidatura de Meade

Apoyos: En la CTM inició ayer José Antonio Meade Kuribreña su recorrido para solicitar el apoyo a su candidatura a la Presidencia de la República. En Vallarta 20, sede nacional de la central obrera, se reunió con la dirigencia encabezada por Carlos Aceves del Olmo y con los líderes locales, incluido el queretano José Cruz Araujo., con quien aparece en la imagen. FOTO: CTM

COLUMNA PLAZA DE ARMAS

Meade, la carta inobjetable del PRI

¡Aaaarrancan!: Sabino

  • El ex titular de Hacienda suma voluntades
  • Domínguez, Palacios y Burgos sus amigos
  • Luque y Ortiz, del equipo del abanderado
  • Reúne de los Cobos pluralidad queretana

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS RAMÍREZ

Apoyos: En la CTM inició ayer José Antonio Meade Kuribreña su recorrido para solicitar el apoyo a su candidatura a la Presidencia de la República. En Vallarta 20, sede nacional de la central obrera, se reunió con la dirigencia encabezada por Carlos Aceves del Olmo y con los líderes locales, incluido el queretano José Cruz Araujo., con quien aparece en la imagen. FOTO: CTM

Humo blanco.

José Antonio Meade Kuribreña será el candidato del PRI a la Presidencia de la República. Así se confirmó este lunes 27 en Los Pinos y se confirmó más tarde en los sectores y el consejo consultivo de ese partido.

El cuatro veces secretario –de Energía, Desarrollo Social y dos veces de Hacienda- ha comenzado su recorrido que espera lo lleve a Los Pinos el año próximo.

Enfrentará a Andrés Manuel López Obrador, de Morena, a Ricardo Anaya del PAN (probablemente a Miguel Ángel Mancera del PRD) y a los independientes Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” y Margarita Zavala.

En unas horas se confirmó la noticia esperada desde el 9 de agosto pasado, cuando el Partido Revolucionario Institucional abrió su candado para los no militantes.

Hijo de un viejo priista, Dionisio Meade, el abanderado es lo más próximo a un candidato independiente, hasta ahora apartidista, tiene amigos y simpatizantes por todos lados, pero especialmente en el PAN y el PRI, por haber colaborado con gobiernos de ambos signos.

Secretario en las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, fue antes coordinador de asesores del priista Agustín Carstens y subsecretario de Hacienda con el panista Ernesto Cordero.

Ayer al iniciar la visita a los sectores recibió primero el apoyo de la CTM (la vieja central que destapaba a los presidenciables), acompañado del dirigente nacional Carlos Aceves del Olmo y los líderes estatales, entre ellos el queretano José Cruz Araujo.

Hombre de familia, católico, intachable, formado como abogado y economista en la UNAM, el ITAM y Yale, a sus 48 años tiene un perfil ciudadano altamente competitivo, sobre todo mirando hacia el electorado de centro derecha.

Esas características, además de su lealtad, apreció seguramente Enrique Peña Nieto para entregárselo al PRI.

Es el segundo secretario de Hacienda postulado en la historia. El primero fue el presidente José López Portillo (1976-82).

En aquél tiempo, cuenta nuestro director general, el favorito era Mario Moya Palencia, titular de Gobernación, como hoy Miguel Ángel Osorio Chong, el gran ausente en la ceremonia de ayer, aunque luego se solidarizó con Meade a través de un tuit de apoyo.

Entonces, como ahora, gran cantidad de gobernadores y políticos priistas apoyaban al hombre de Bucareli. Le faltó un voto: el del presidente.

Antes, la nominación aseguraba el triunfo. El candidato, como López Portillo –sin contrincante- ganaba con su sufragio. Ya no. Carlos Salinas sufrió en 1988 ante Cuauhtémoc Cárdenas. “México al borde de la democracia” cabeceó El País en la víspera.

Y de ahí al 2000, la derrota de Francisco Labastida, que arrancó con 15 puntos de ventaja y fue derrotado por el fenómeno Vicente Fox o la del 2006 con el tramposo Roberto Madrazo, que se fue al tercer lugar. En esa ocasión, por cierto, quedó en segundo Andrés Manuel López Obrador, con muy poco margen de ventaja.

Mucho ha cambiado México de allá para acá.

La sociedad se mueve con o sin la autoridad, así lo demostró en los sismos de septiembre y el voto de los millennials o su abstinencia, como en Gran Bretaña y los Estados Unidos, puede ser determinante, lo mismo que las mujeres.

Quien pueda convencer a unos y otras será el próximo presidente de México.

Por lo pronto, encuestas rápidas como la divulgada por el periodista Pepe Cárdenas indicaron un crecimiento de ocho puntos a favor del PRI en cuanto se confirmó su candidato.

To Meade or not to Meade.

-OÍDO EN EL 1810-

Equipo.

Hoy todos los priistas o casi todos son partidarios de Meade, pero hay dos cercanos, en particular: Ernesto Luque Hudson, delegado de Sedesol, nombrado por él, y la ex secretaria de la Juventud, Mariana Ortiz Cabrera, enlace de Hacienda con el Senado.

Más los que surjan.

-¡PREEEPAREN!-

Queretanos.

Es posible que en las próximas semanas, a partir de la definición de su candidato presidencial, el Partido Revolucionario Institucional, comience a revisar y palomear las listas de los aspirantes al Congreso de la Unión, senadores y diputados federales.

Por ahora se mantiene la nómina conocida a la Cámara Alta, en donde están los dos diputados federales, Braulio Guerra Urbiola y Hugo Cabrera Ruiz, además del delegado de Sedesol Ernesto Luque Hudson y el presidente municipal de El Marqués, Mario Calzada Mercado, sino busca la reelección.

Sin embargo no hay que olvidar al ex candidato a gobernador Roberto Loyola Vera ni al secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa, que podría ir en la lista especial. Y de las mujeres: María Alemán, Betty León, Silvia Hernández, Abigail Arredondo, Isabel Aguilar y Leti Mercado, entre otras.

La caballada está gorda, para usar una expresión de la jerga priista.

Pronto sabremos.

-¡AAAPUNTEN!-

Queretanidad.

Como suele suceder en las bodas de las familias tradicionales, conviven miembros de diversas corrientes políticas. Así ocurrió el sábado con el matrimonio de la joven queretana Alejandrina de los Cobos Vega y el capitalino Luis Huesca Madrazo.

Ella, hija de Alejandro de los Cobos y Alejandrina Vega Vázquez Mellado, y su esposo, tuvieron como padrino a Rogelio Vázquez Mellado, panista aspirante a la presidencia municipal de Corregidora, y a su esposa Lucía Espinosa Leal.

Y ahí, en la ex hacienda de Menchaca, propiedad de los papás de la novia, estaban panistas como el alcalde Mauricio Kuri y priistas como Humberto Palacios Alcocer, Virginia Ortiz Arana, José Luis Gallegos Pérez, Juan Hernández Moreno, Ignacio Herrera Castañeda, Marco Antonio León y Emilio Maccise Chemor y el verde Yairo Marina Alcocer.

¡Ah! Y también el poderoso secretario de Gobierno, Juan Martín Granados Torres al que el dirigente estatal del PAN, Pepe Bárez, todavía no tiene en su nómina.

Así es Querétaro.

-¡FUEGO!-

Inédito.

Como le decía antes, la neutralidad política de José Antonio Meade a lo largo de su brillante carrera, le ha permitido establecer trato e incluso amistad con miembros de distintos partidos. De ahí que, en Querétaro,  lo mismo tenga relación con el gobernador Francisco Domínguez Servién y con los ex mandatarios Mariano Palacios Alcocer y Enrique Burgos García.

¡Órale!

Del equipo: A principios del 2016 el entonces secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña, designó a Ernesto Luque Hudson como delegado de esa dependencia en Querétaro y quien probablemente se incorpore a la campaña del ahora abanderado del PRI a la Presidencia de la República. FOTO: SEDESOL
Queretanidad: Reunió a priistas, panistas y verdes la boda de Alejandrina de los Cobos y Luis Huesca, el sábado en Menchaca. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios