SERGIO A. VENEGAS RAMÍREZ / INCUMPLE PANCHO EN SEGURIDAD

PLAZA DE ARMAS

  • Datos oficiales confirman grave alza en delitos
  • Cita Guadalupe Loaeza a Edmundo González
  • Balazos en calle del constructor Juan Vázquez
  • Ya no digan esa frasecita de “aquí y en China”

¡Devuélvan la seguridad!: Sabino

FOTO: ESPECIAL

Luego de la molestia causada en el entorno del gobernador Francisco Domínguez Servién por la información revelada en PLAZA DE ARMAS sobre el incremento de secuestros en Querétaro y el tuitazo posteado por la Fiscalía del Estado, tratando de denostar y acallar la labor informativa de este Armero y de El Periódico de Querétaro, me di a la tarea de revisar analizar el por qué de su desproporcionada reacción y el malestar que marcadamente les genera cuando abordamos temas de seguridad.

Y llegamos a la conclusión de que ese es su talón de Aquiles, junto con el de la corrupción que también hemos documentado y que le han costado el cargo al menos a su secretario del Trabajo, José Luis Aguilera Rico, cesado hace un año, por una investigación de este reportero publicada aquí y en el periódico Reforma.

Así las cosas, corriendo el lápiz y sacando porcentajes, la delincuencia organizada –y la desorganizada también- ha tenido patente de corso en la actual administración que irónicamente, ofreció mejorar la paz social heredada por el gobierno de José Calzada Rovirosa el 1 de octubre de 2015.

Un comparativo elaborado por PLAZA DE ARMAS sobre los diversos delitos registrados entre enero y agosto de 2015 contra los mismos meses, pero de 2019, a partir datos oficiales que se pueden consultar en el portal del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, arrojan que ese Querétaro ofrecido por el gobernador Domínguez y su gabinete de seguridad, encabezado por los hermanos Juan Martín y Juan Marcos Granados Torres (secretarios de Gobierno y de Seguridad Ciudadana, respectivamente) y por el Fiscal del Estado, Alejandro Echeverría Cornejo, nunca llegó y cada vez se antoja más lejano.

Vayamos a las cifras oficiales e irrefutables: Durante los primeros ocho meses de 2015, en todo el estado, se cometieron 21 mil 269 delitos denunciados, contra 41 mil 449 de 2019. Es decir, tuvimos un incremento de casi el 95%.

Pero desglosemos el tipo de delitos:

En 2015 la extorsión prácticamente no existía en Querétaro o al menos no era denunciada. En ese año, de enero a agosto, se registraron 6 denuncias. Para 2019, este hecho afectó a 197 personas.  El aumento fue del ¡tres mil 183 por ciento!

El narcomenudeo también ha tenido alza exponencial, al pasar de 133 denuncias a 1 mil 151 en 2019, lo que representa un altísimo 765% más.

Los homicidios dolosos con arma de fuego subieron del 109% al pasar de 35 en 2015 a 73 en 2019.

Los delitos sin arma de fuego se incrementaron un 38%, al pasar de 87 a 121.

En 2015 se denunciaron cinco feminicidios, contra seis en 2019. Hoy la cifra es desconocida pues, según organismos civiles, el gobierno maquilla cifras y abre carpetas bajo otro tipo de delitos.

El abuso sexual también se disparó: En 2015 hubo 16; en el mismo periodo pero de 2019 llegó a 391, incrementándose en un 147%.

En cuanto al acoso sexual, el dato es perturbador: En 2015 hubo  16 denuncias contra 153 del 2019, un crecimiento del ¡856%!

Por lo que respecta a la violación simple, Querétaro registro en 2015 un total de 193 delitos, contra 280 de 2019. El incremento fue del 45%.

Otro de los delitos que ha tenido un crecimiento exponencial y que diariamente se denuncia en redes sociales, es el del robo en sus distintas modalidades. Estos son los números oficiales para nuestro comparativo: En 2015 se denunciaron  11 mil 547 hechos  contra 18 mil 153 en 2019. El incremento fue del 57%.

Desglosando los números, arrojan que el robo a casa habitación en 2015 registró  1 mil 595 carpetas contra 2 mil 361 en 2019. Es decir, creció un 48%.

El robo de automóvil con violencia también se incrementó: Pasó de 2 mil 257 en 2015 a 2 mil 788 en 2019. Es decir, creció un 24%.

El robo a automóvil sin violencia en 2015 tuvo 143 denuncias contra 294 en 2019. Creció un 106%.

En cuanto al robo de motocicleta, en 2015 se presentaron 228 hechos, contra 640 en 2019. Tuvo un alza de un preocupante 181%.

El robo a transeúnte en vía pública también se incrementó, al pasar en 2015 de 697 denuncias a 1 mil 034 en 2019. La diferecia es de 48%.

Por último, pero no menos importante, el robo a negocio con violencia que afecta a nuestros comerciantes. En 2015, se denunciaron 1 mil 291 hechos contra 2 mil 269 en 2019. Esto significó un crecimiento del 76%.

En robo a negocio sin violencia pasó de 481 en 2015 a 1 mil 699 en 2019. Es decir, se disparó un ¡253%!

De daño a la propiedad en 2015 hubo 1 mil 314 denuncias contra 3 mil 187 en 2019. Crecimiento del 143%.

Por lo que respecta a la violencia familiar, en 2015 se denunciaron 588 hechos contra 1 mil 972 en 2019. Es decir, un 235% más.

Y finalmente, las amenazas pasaron en 2015 de 722 a 2 mil 879 en 2019. Un crecimiento de 299%.

Todos son datos oficiales a partir de averiguaciones y carpetas de investigación reportadas por la autoridad estatal a la federal.

Y ante ello, no hay justificación que valga. Estos delitos son un flagelo y una afrenta para los queretanos.

Los funcionarios aludidos en nuestra columna han argumentado que estos se incrementaron a partir de su llegada porque los ciudadanos “ahora si confían en la autoridad y denuncian”. Podría ser, pero no se explicarían incrementos tan altos, que en algunos casos llegan a mas del 3 mil por ciento.

Otros, como este Armero, pensamos que se trata en la mayoría de los casos del contubernio de las autoridades con grupos criminales para quedarse con el patrimonio de los ciudadanos.

Ya vendrá el 2021, cuando el gobernador Francisco Domínguez Servién y su gabinete pasen a la caja y sean evaluados por la ciudadanía.

Ya veremos si le valen las encuestas que –como a José Calzada en los últimos años de su gobierno- lo muestran como uno de los mandatarios mejor calificados.

Y entonces, como ahora, ¡a pagar chingón!

Protesta:  Ciudadanos marcharon en abril del año pasado, tras el asesinato de los dueños de la Joyería París y pidieron que regrese el Querétaro de paz. FOTO: PLAZA DE ARMAS

-OÍDO EN EL 1810-

Secuestros.

Insistimos, aunque no le guste a la Fiscalía General de Justicia del Estado:

En los primeros cinco meses de este año, se han registrado al menos cinco secuestros. De ellos hay cuatro denuncias. El otro fue manejado en privado por la familia del plagiado de Jurica y no aparecerá en el reporte del SESNSP del mes de abril.

Doy fe.

-¡PREEEPAREN!-

Referente.

El jueves pasado en su artículo publicado en el Reforma, la escritora Guadalupe Loaeza habló del modito de los presidentes y citó a Edmundo González Llaca, autor de la columna El Jicote, que se publica en el periódico Plaza de Armas.

Escribió la autora de Las Niñas Bien:

“Cuenta Edmundo González Llaca, El Jicote, que: En una gira electoral que llevaba a cabo Lázaro Cárdenas en la zona rural, se topó con una boda de rancho, lo invitaron y no se hizo del rogar. Al final de la comilona le solicitaron que dirigiera unas palabras a los novios. Cárdenas aceptó. ¿Qué iba a decir don Lázaro en un banquete que reunía a gente ruda del campo? ¿Un hombre de Estado dando consejos a los recién casados? ¿Debería de aprovechar la reunión y pedirles su voto? Nada de eso, lo que dijo fue lo siguiente. ‘Me han pedido que les dirija unas palabras a los novios y les transmita un mensaje. Es un honor y lo hago con mucho gusto. Lo único que me permito aconsejarles es que en la vida de todos los días, en las buenas y en las malas, cuando se hablen entre ustedes; cuando hablen con sus hijos; cuando tengan que aclarar algunas diferencias que son inevitables que existan en la convivencia. En todo, cuiden sus palabras y el modito. Muchas gracias y felicidades a los novios”.

La mención de la Loaeza ha de haber confortado a nuestro amigo el doctor González Llaca, al que como a otros columnistas -díganmelo a mi- le tunden constantemente en las redes. En su caso por las críticas a Andrés Manuel López Obrador, su ex alumno de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM.

Abrazos virtuales, Edmundo.

-¡AAAPUNTEN!-

¿Acoso?

El constructor Juan Vázquez -crítico del gobierno- reportó en redes sociales que se oyeron balazos cerca de su casa y que luego encontró una bala en el patio. Con el antecedente de que el empresario ha sufrido varios ataques a su tranquilidad y patrimonio. Al principio de esta administración le secuestraron a un chofer con todo y vehículo, que después aparecieron y hace unos meses se metieron a sus oficinas a hacer destrozos.

Somos nada.

-¡FUEGO!-

Coronavirus.

Los chinos, tan mentados por lo del murciélago hervido y desde ayer por haber descontinuado el dólar en las transacciones bursátiles, están en la boca de todos. Pero, pooor favor, desterremos esa frase tan común de: “Aquí y en China”.

Ya nooo.

¡Porca miseria!

 

¿Bala perdida?:  Este es el proyectil  que encontró el constructor Juan Vázquez en el patio de su casa luego de escuchar varias detonaciones. FOTO: TWITTER

Comentarios

Comentarios