FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Al reencontrarse con los queretanos el presidente Andrés Manuel López Obrador revisó el avance de los programas integrales de bienestar en el estado y anunció mayores inversiones y apoyos directos a favor de los grupos vulnerables, homenajeó a las seis víctimas por el desplome de un helicóptero de la Marina en la Sierra Gorda y reiteró su compromiso de acabar con la corrupción y la impunidad.
Ante más de siete mil personas reunidas el sábado en la asamblea popular celebrada  el campo de beisbol del Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez, el primer mandatario expresó su pésame a las familias de los caídos en el combate a los incendios y mencionó sus nombres, respondidos cada uno con un ¡presente! del público: Capitán Miguel Ángel Ramos; teniente naval José de Jesús Medina Santiago; teniente Carlos del Toro Rosas; marino Misael Maldonado; marino Andrés Valdovinos y al servidor público apagador de incendios Luis Fernando Pérez Balderas.
También se refirió, en el capítulo del combate a la corrupción e impunidad, a la reducción del 95 por ciento del robo de combustible, que podría significar un ahorro de 50 mil millones de pesos; aunado a la reducción de salarios y a la eliminación de privilegios a altos funcionarios, y terminar con la condonación de impuestos.
Habló de la renuncia de la secretaria de Medio Ambiente, Josefa González Blanco, tras haber retrasado un vuelo comercial de Aeroméxico para que la esperaran. “Me presentó su renuncia y se la acepté; los funcionarios no pueden cometer esos errores”.
López Obrador resaltó el incremento al salario mínimo y una gran inversión a los Programas de Bienestar Social, tales como la Pensión para Adultos Mayores, para Personas con Discapacidad, el apoyo para madres trabajadoras y en becas para estudiantes de todos los niveles educativos.
Anunció que  en Querétaro se invertirán 88 millones de pesos en el Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, el cual está orientado a “jóvenes que no están estudiando ni tienen empleo, para que puedan ser contratados y trabajen de aprendices en talleres y comercios, se les pagarán 3 mil 600 pesos mensuales mientras se capacitan”.
Casi al final de su intervención, reiteró como política del Gobierno de México la entrega de apoyos directamente a los beneficiarios, para evitar la triangulación de recursos y los intermediarios. Al respecto, integrantes de Antorcha Campesina se manifestaron en contra de tal medida, por lo que pidió una votación a mano alzada de la mayoría.
“Si se entrega a través de las organizaciones, son los líderes quienes se quedan con el dinero, mientras la gente está en la pobreza. Ya no se van a repartir migajas”, aseguró el presidente López Obrador.
Así puntualizó que otro proyecto que se tiene es la entrega de Tandas para el Bienestar, el cual consiste en el otorgamiento de créditos sin el cobro de intereses; el cual puede contribuir de manera particular al desarrollo de las comunidades indígenas de Querétaro que se dedican a la creación de artesanías.
Igualmente se dirigió a los maestros queretanos, con quienes celebró la cancelación de la antigua Reforma Educativa y les aseguró que serán reinstalados todos los profesores que fueron cesados y que habrá reparación de daños para quienes fueron víctimas de represión.
López Obrador abordó también el problema del sistema de salud y reconoció que “está peor que el sistema educativo: no hay médicos ni medicinas en los hospitales, el Seguro Popular no es seguro ni es popular”.
Advirtió que el año pasado se destinaron 90 mil millones de pesos para compra de medicamento y aún así no hay abasto, debido a que la adquisición se concentraba en sólo tres empresas que los vendían a precios elevados. Fue así que para este sector anticipó la creación de un instituto de salud para el bienestar del pueblo, el cual garantizará el abasto de medicamentos y servicios gratuitos a toda la población.
En el presidium, acompañaron a Andrés Manuel López Obrador la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, el senador Juan José Jiménez Yáñez y representantes de beneficiarios de los programas de la tercera edad, jóvenes y discapacitados.
El delegado federal Gilberto Herrera Ruiz permaneció abajo del templete, atendiendo solicitantes de ayuda que le canalizaba el presidente de la República. “Él es mi representante en Querétaro” remarcó a la salida del encuentro.

Comentarios

Comentarios