No habrá una huelga, dice el SUPAUAQ

 

Informa la UAQ)a su comunidad y a la sociedad en general que: La Institución continuará con sus actividades de forma normal, ya que la revisión salarial y contractual concluyó de manera satisfactoria superando el tope salarial impuesto a nivel nacional, logrando con esto una mejora en las condiciones laborales de sus profesores y administrativos.

Con el STEUAQ, la institución firmó el convenio que establece un incremento salarial de 4 por ciento, la entrega de 600 mil pesos como bolsa a la carrera administrativa y el compromiso de otorgar la mitad de las bases que apruebe este año la Secretaría de Educación Pública a la UAQ.

Con la Asamblea General de maestros -convocada por el Consejo Consultivo del SUPAUAQ- el 13 de febrero, las autoridades universitarias acordaron un incremento de 4 por ciento directo al salario y 1.5 por ciento en prestaciones no ligadas a salario, así como la mejora de cláusulas del Contrato Colectivo de Trabajo.

Al respecto, se desmiente al presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje (JCA), Jesús Roberto Franco y a Saúl García Guerrero, quienes declararon que la autoridad universitaria ha reconocido al académico como secretario general del gremio de profesores.

Se aclara que el documento que entregó el abogado general de la UAQ, Óscar Guerra Becerra, el lunes uno informativo para la autoridad laboral en el que se agrega el convenio que la Universidad estableció con la Asamblea del SUPAUAQ desde el pasado 13 de febrero, y de ninguna manera es un reconocimiento a García Guerrero -tal como han pretendido asumir erróneamente él y el presidente de la JLCA- y mucho menos es un ofrecimiento salarial y contractual al profesor, dado que el gremio de maestros ya había tomado una decisión al respecto. Asimismo, se le notifica, entre otros aspectos, que el H. Consejo Universitario ha tomado protesta aNuri Villaseñor Cuspinera como representante del SUPAUAQ.

La UAQ reprueba que, una vez más, las autoridades estatales mientan y falseen información tal como lo han hecho con el tema del presupuesto universitario. De estas acciones se tienen antecedentes: durante la huelga de 2016 falsificó documentación para hacer parecer que el Campus Arroyo Seco había sido cerrado, cuando ese espacio continuó trabajando de forma cotidiana dando con esto un motivo suficiente para invalidar dicha huelga; y actualmente repite esta forma de conducirse, al otorgar una toma de nota sin contar con la documentación legal que establece la Ley Federal del Trabajo. Por ello, esta institución exige a las autoridades gubernamentales se conduzcan con Verdad y Honor, que respeten la Autonomía y los procesos internos de la Institución.

 

REDACCIÓN

 

Comentarios

Comentarios