Gallo pone el ejemplo

FOTO: ESPECIAL
FOTO: ESPECIAL

Uno de los gestos más nobles que se podrían ver en estos días de desastre y tragedia en el país, fue protagonizado por Martijn van der Geest, un niño holandés radicado en Querétaro que donó parte de sus ahorros para ayudar a los más necesitados después del sismo que cimbró la República Mexicana. El pequeño Martijn, de 8 años, mandó una carta a los Gallos Blancos de Querétaro, en la cual explica que ganó dinero por pasear perros en su privada, con el cual pensaba comprarse un castillo Playmobil; sin embargo, ante la tragedia que embarga al país, decidió donar parte de sus ganancias a los niños damnificados por el sismo.

“Gané dinero porque paseo perros en mi privada. Estoy ahorrando para un castillo de Playmobil, pero quiero donar algo de mi dinero a niños que después de los terremotos, ya no tienen nada, ni casa”, escribió Martijn en la carta.  Al concer la historia, el Club Querétaro y la marca de juguetes Playmobil lo localizaron a través de su hermano para reconcer su acto y regalarle el castillo que quería.. En su cuenta, Jasper Van Der Geest confirmó ser su hermano y estar muy orgulloso de su proceder ante la terrible tragedia .

POR: AGENCIAS

Comentarios

Comentarios