FUEGO AMIGO /¿Y EL INAH, APÁ?

FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN
FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Imperdonables. Aún no ha sido reparada la estatua del esclavo del monumento a Doña Josefa, cuya espada fue dañada por vándalos que se han estado robando piezas de bronce en esculturas de la ciudad.  El magnífico conjunto escultórico ubicado en el jardín  de la Corregidora fue inaugurado el 13 de septiembre de 1910 y es obra del ingeniero Carlos Noriega.  Y el INAH no dice naaada.

Comentarios

Comentarios