Francisco Javier Meré Alcocer, Ph. D

TEMPORAL

El Nacionalismo y la Identidad Mexicana

Estamos en el mes de septiembre, mes de la patria, mes en que celebramos y festejamos la independencia del país, nuestro nacionalismo y nuestra identidad, mes en que muchos mexicanos han sufrido numerosas precipitaciones con las consecuencias que esto representa además de haber sufrido el peor sismo de los últimos cien años, lo que dejó 91 muertos, más de un millón de afectados en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco y numerosas daños en miles de casas, edificios públicos y obras e instalaciones públicas, como carreteras dañadas, instalaciones eléctricas, hidráulicas, etc., lo que nos obliga, por nuestro nacionalismo e identidad, a ayudar a nuestros compatriotas para que salgan de los problemas que sufren de acuerdo a nuestras posibilidades.

Para entender el Nacionalismo y la Identidad Mexicana debemos ubicarnos en la historia de México. Los vestigios prehistóricos muestran que los primeros pobladores se instalaron en territorio mexicano hace veinte mil años. Los pobladores eran parte de las grandes migraciones humanas que descendían hacia la América del Sur después de haber recorrido la América del Norte. Es probable que los pobladores comenzaran a cultivar la tierra hace 8,000 años (frutos y aguacates) y después maíz y frijol. Hace cinco mil años los pobladores tejían el algodón y hace más de 4,000 años cocinaban y preparaban su alimento. Nuestro país ha conocido numerosas civilizaciones después de la época de los Olmecas, hace tres mil doscientos años, hasta la llegada de los europeos en 1519. Los Olmecas tenían el sentido de la organización y un gran conocimiento, vivieron sobre la costa del Golfo de México en los alrededores de Veracruz. Los Olmecas inventaron el calendario basados en el movimiento del sol y las estrellas. 400 años antes de Jesucristo desaparecieron, sin conocerse exactamente porque, dejándonos el jaguar en muchas de sus obras como uno de sus recuerdos.

Los Teotihuacanos, trescientos años antes de Jesucristo, fundaron su capital con cerca de doscientos mil habitantes y desaparecieron mil años después. Esta tribu construyó templos legendarios dedicados al sol y a la luna dentro del valle de México, pero lo que eran exactamente los Teotihuacanos y lo que les pasó permanecen en el misterio.

Los Mayas al comienzo de la era Cristiana, contaban ya con pirámides dentro de lo que era su imperio, que cubría Yucatán y el sur de México. Conocedores de la ciencia y la astronomía, hace mil años su civilización comenzó a decaer cuando otras tribus empezaron a hacerse presente con mayor fuerza. Los Mayas inventaron una escritura compleja a partir de imágenes, de puntos y rayas. Escribieron cientos de libros sobre papel hecho de fibras naturales. En Tula sus construcciones nos muestran jaguares, águilas, imágenes de guerreros y su dios serpiente Quetzaltcoatl, desgraciadamente los españoles destruyeron sus escritos casi en su totalidad y las construcciones prehispánicas existentes en Tula están muy deterioradas, las que deberían reconstruirse preservando su cultura y difusión.

Los Zapotecas, artesanos del talento y de la ciencia, se instalaron en el valle de Oaxaca en el siglo IV, donde durante más de quinientos años la ciudad de Monte Albán, con sus más de treinta mil habitantes, dominó la región, pero fueron conquistados por los Mixtecos ocasionándose la caída de Monte Albán. Los Mixtecos vivían en el valle de Oaxaca y se apoderaron de tierras de los Zapotecas y posteriormente pagaron con la conquista de su territorio por parte de los aztecas en el siglo XIV.

Los Toltecas, pueblo guerrero, conquistó una gran parte de México a partir de su capital Tula. Los Toltecas cobraban impuesto a las tribus que sometían, siendo en el siglo IX cuando se encontraban con toda su fuerza y esplendor.

Los Aztecas fueron los últimos en dominar una gran parte del territorio Mexicano y a imponer sus leyes. Sobre los aztecas se conoce más que sobre otro de los primeros pueblos, por ser ellos los que dominaban el país al momento de la invasión Española. Originalmente los Aztecas eran un pueblo nómada del norte de México y del sur de la U.S.A. (Antigua parte de México). En 1345, después de doscientos años de vida errante, se asentaron en el valle de México. Pueblo guerrero y feroz vencieron a los otros pueblos de la región. En 1430 contaban con dos grandes ciudades sobre las islas del lago de Texcoco. Una de sus ciudades era Tlaltelolco, centro comercial con movimiento; La otra ciudad era su capital, la gran Tenochtitlan que contaba con grandes templos y palacios. Entre las dos ciudades y sus alrededores contaban con más de 300,000 habitantes.

En el año de 1519 llegó a México el explorador español con setecientos soldados y un reducido número de caballos y de armas procedente de Cuba, ocasionando uno de los hechos más inauditos de la historia mundial que todavía al autor se le hace difícil de comprender. En un lapso de dos años  Moctezuma II, Rey de los aztecas, que tenía más de sujetos a su servicio que ningún Rey o Monarca Europeo, que podía escoger entre más de mil alimentos diferentes y contar con alimentos traídos a más de quinientos kilómetros de distancia, fue vencido y muerto terminándose con este hecho el Imperio Azteca.

México, fundado por los aztecas en 1345, fue destruido en 1521 por los europeos aliados con los grupos étnicos, que colindaban con los Aztecas, y que estaban sometidos por ellos dentro y fuera de su territorio, los que no dudaron en apoyar al invasor europeo para liberarse de las guerras floridas, de la explotación y pago de tributo a los aztecas y de la crueldad de los aztecas. Durante la conquista y después de ella, como resultado de la guerra, del hambre, de las enfermedades traídas por los europeos y de la traición de los pueblos hacia los aztecas, murieron más de un tercio de la población del país.

Después de la conquista, nació una cultura producto de los conquistadores y los conquistados, regida por un gobierno exterior, la Corona Española. A raíz de una serie de acontecimientos entre los que encontramos la Esclavitud de los naturales, la Santa Inquisición, y otros acontecimientos, se escuchó el grito de Miguel Hidalgo y Costilla dado en el pueblo de Dolores, la madrugada del 16 de septiembre de 1810, fecha en que Hidalgo gritó entre otras cosas: “muera la esclavitud”, “muera el mal gobierno”, “viva Fernando VII Rey de España” obteniendo el país su independencia el 27 de septiembre de 1821, hace ciento noventa y seis años. Podemos afirmar que es a partir de la independencia de México, el 27 de septiembre de 1921, que nació la Identidad y el Nacionalismo Mexicano, y que hace ciento noventa y seis años que los mexicanos tenemos nuestra propia identidad y que conservamos con orgullo dentro del nacionalismo nuestro pasado indígena.

Como resultado de que la generalidad de nuestros servidores públicos desconocen la historia del país hace varios años celebraron el bicentenario de la independencia de México. ¡Qué vergüenza!, ¡Qué lástima que nuestro país sea un país que no celebra el día de su independencia!

México nació como un país de contrastes ofreciendo los más diversos aspectos. Hablando de su relieve, las dos terceras partes del país son montañosas, con pendientes tan escarpadas como sus habitantes, la tercera parte restante, está formada por planicies como de estrechos valles, de zonas pantanosas y de grandes planicies calcáreas con ríos subterráneos. México ocupa el 14º lugar mundial en superficie, el 13º en habitantes y el 10º a nivel económico, más de la mitad de su superficie se encuentra a más de mil metros sobre el nivel del mar. En México existen montañas con nieves eternas, praderas donde se pierde la vista, desiertos áridos y espesas junglas. Existen regiones sin habitantes, podemos recorrer kilómetros a través de grandes desiertos áridos sin ver casas, pero existe también un México sobrepoblado con la ciudad más grande del mundo. Puede decirse que pocos países tienen una historia, una cultura y una geografía tan apasionada como la de México.

Sabemos que Identidad es similar a la similitud, es la característica de algo parecido con otra cosa, lo contrario sería lo diferente. La Identidad es el conjunto de elementos que permiten reconocer una persona entre todas las otras, es decir, es el estado de ser o de pensar de una persona.

Una Nación es un grupo humano instalado generalmente sobre un mismo territorio, que posee una historia, una cultura y una economía común, sinónima de pueblo o de colectividad. La Nación es una comunidad políticamente establecida sobre un territorio definido y dirigido por una autoridad soberana. Una Nación es un grupo de personas con un territorio particular y organizado bajo un gobierno. Este grupo de personas tienen un origen y un lenguaje común, con una distinción cultural y social que forma parte de su vida.

La Nacionalidad es el estado de una persona a la cual pertenece. Engloba el conjunto de personas que forman las mismas tradiciones, orígenes étnicos y lenguaje y que forman una Nación. La Identidad Mexicana se refleja en la variedad de su cultura y de su raza, que dio origen a un pueblo nuevo, y que celebra su mezcla con una fiesta el doce de octubre llamado Día de la Raza.

El Nacionalismo es un sentimiento que los políticos buscan frecuentemente desarrollar para beneficios propios. Es una doctrina fundada sobre lasos apasionantes con la nación a la cual pertenecemos. Es la doctrina de los que instalan su Nación por arriba de otras naciones.

El libro Guinness book of records (1994) menciona en la página 452 que más gente de México que de otro país emigra a los Estados Unidos, que del periodo de octubre de 1991 a septiembre de 1992, emigraron legalmente a ese país 973,977, de los cuales 384,802 eran mexicanos y que de un total de 1’258,482 personas detenidas por violación a las leyes de inmigración, 1’205,817 eran mexicanos. Actualmente se considera que existen más de diez millones de mexicanos viviendo como indocumentados en USA por la falta de empleos y de seguridad en nuestro país a los que el gobierno de la república quiere que el gobierno de Trump les dé documentos para que sigan trabajando y envíen recursos económicos en lugar de preocuparse por proporcionarles fuentes de empleo y seguridad en nuestro país. Algunos mexicanos son como la mariposa monarca, que recorre toda la América del Norte dos veces por año y que pasa el invierno en nuestro país.

El autor considera que el Nacionalismo es la devoción que tenemos los seres humanos hacia nuestra patria. El Nacionalismo Mexicano para el autor es el sentimiento que lo une a nuestro país, buscando por medio de nuestro trabajo cotidiano hacer del país, el mejor país del mundo para vivir y una nación poderosa. Esto no significa hacer manifestaciones ni violencia, ni fomentar y permitir la corrupción, significa contribuir con opiniones sustentadas en conocimientos precisos e intercambiar ideas para contribuir con responsabilidad al desarrollo del país. El intercambio de ideas debe hacerse con bases sólidas y con conocimiento de algo en particular, lo cual solo se puede hacer con capacitación y estudios específicos de determinado sujeto, así como con proposiciones soportadas con conocimientos científicos. Otra forma de hacer Nacionalismo es por medio de la creación de empleos, de producir y de invertir dentro de nuestro país, para favorecer a la clase trabajadora proporcionándole trabajo remunerado sin explotarla, así como contribuir con el fisco por medio del pago de nuestros impuestos, pagados de acuerdo a las leyes establecidas, de respetar los bienes de nuestros compatriotas. Debemos reconocer que por la falta de responsabilidad y de compromiso de los servidores públicos de proporcionar a la ciudadanía mejores condiciones de bienestar así como proporcionar seguridad para todos los habitantes y sus bienes, los ciudadanos no sienten actualmente el nacionalismo que existía antaño y una gran mayoría de jóvenes solo pienza en salir del país para encontrar seguridad y mejorar sus condiciones de bienestar.

Nuestra Identidad Nacional debe llenarnos de orgullo, sobretodo la identidad regional. Tenemos muchas similitudes, muchos aciertos y muchas necesidades. Sin embargo, existen quienes la identidad nacional o regional son tan extrañas que en el pasado mundial de fútbol era extraño escuchar alguno que pensara en México como campeón mundial. Es normal ver a nuestros jóvenes portar playeras con banderas y nombres de otros países ajenos al nuestro, como también es normal que si le preguntamos a algún paisano de donde es no nos diga el nombre de su pueblo, si es de Taponas nos dice que es de Huimilpan, si es del doctor nos dice que es de la sierra cerca de San Joaquín o si es de San Luis Potosí nos dice que es del norte.

Generalmente decimos que los mexicanos somos muy acogedores, pero si llega alguno de la ciudad de México le hacemos el feo, si somos de determinada zona, digamos Casablanca, y llega otro del Retablo le busca pleito. En el caso de que alguien de nuestra colonia o barrio le vaya bien decimos que es un tranza y etc., criticamos por naturaleza todo y no nos aceptamos como somos; sin embargo, si llega un extranjero no dudamos en ayudarlo como lo hicieron nuestros antepasados con los europeos. Lo que no puede comprender el autor es ese sentimiento que tienen algunos mexicanos contra nuestra patria, que critican todo lo nuestro, como de muchos compatriotas que se ha encontrado en el extranjero, gozando de becas por el hecho de ser mexicanos, que no les importa capacitarse sino disfrutar la beca obtenida, con un odio hacia los políticos de nuestro país que se refleja en sus palabras, quienes cuando terminan sus estudios solicitan inmigrar al país donde se encuentran en lugar de regresar al país que los beco para que se capacitarán.

Para el autor la Identidad Nacional debe permitir a todos los habitantes del país a ser solidarios con los demás, a identificarse con los problemas y con sus soluciones, a identificarse con el pasado histórico, desterrando las traiciones que se cometieron entre nuestros pueblos, para trabajar juntos por un México mejor. La Identidad se refleja en la bandera, ésta es una pieza de tela formada por varios colores y en ocasiones con un escudo. La bandera lo mismo puede identificar un país, como una región o un grupo en particular, ya sea este grupo de carácter regional o mundial. En el primer caso tenemos la bandera de un país o de un estado y en el segundo de algún club como sería el de Lions o el movimiento de los Scouts. México tiene su bandera pero es extraño verla ondear. El estado de Querétaro también tiene su bandera y el autor se pregunta ¿Dónde puede verla ondear? Al autor le gustaría tener una bandera del estado de Querétaro pero no se encuentra en los puestos que se han instalado en las calles y avenidas para fomentar el nacionalismo por la llegada del mes de Septiembre, mes de la patria. Es difícil encontrar una bandera o un escudo del estado de Querétaro o de Santiago de Querétaro en el comercio establecido. ¡Qué bonito sería ver ondear nuestras banderas, nacional y estatal, todos los días!, identificarnos con ellas como parte de lo nuestro. Comentarios al correo electrónico: [email protected]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios