Francisco Javier Meré Alcocer, PH. D.

Francisco Javier Meré Alcocer

TEMPORAL

Infraestructura y Movilidad Urbana de Querétaro

Mucho se habla de valores morales y de ética, sin embargo, es triste ver que estas materias son muy escasas en la vida académica de la formación de una persona. Por ejemplo, a nivel de escuela primaria y secundaria no se enseña la ética; en general su enseñanza comienza y termina en la preparatoria siendo difícil verla dentro de las materias que se estudian en una licenciatura o a nivel de posgrado, salvo los que estudian licenciatura en filosofía o posgrados afines. Los valores morales comienzan con la educación dentro del seno familiar y deberían de impartirse a nivel escolar en todas las escuelas públicas y privadas.

Debemos reflexionar que si queremos tener buenos mexicanos, debemos enseñarles valores morales comenzando por el respeto a sí mismo y a los demás, fomentar que nuestras acciones revelen la luz de la razón, tener conceptos claros sobre el bien, el valor, el deber, la conciencia y las faltas. Debemos saber que todo derecho comienza por una obligación y termina cuando afectamos a los demás. La ética, como disciplina filosófica, aparece cuando el hombre busca las condiciones de posibilidad de la experiencia moral. La ética es una materia filosófica que tienen un carácter humanístico y que permite diferenciar lo bueno de lo malo. La falta de valores morales y de ética de parte de la población, lo mismo en la iniciativa privada que en la función pública, no permite solución a los problemas cotidianos de la ciudadanía ni a soluciones de movilidad urbana y de seguridad.

El mejoramiento de la movilidad urbana del valle de Querétaro demanda la puesta en marcha de un programa eficiente de regularización y ordenamiento del transporte público con adecuación de rutas y horarios y la regulación del comercio informal en vía pública para evitar la toma de espacios públicos y áreas de circulación que entorpecen la movilidad urbana. No es posible que la zona metropolitana del valle de Querétaro no cuente con un servicio eficiente de transporte público, por no existir dentro de la administración pública, personal altamente capacitado en cuestiones de movilidad urbana, existiendo solamente servidores públicos que propusieron como solución al problema de la movilidad urbana, construir ocho carriles confinados para el uso exclusivo del transporte público de autobuses, cuya puesta en operación causarán mayores problemas de movilidad urbana, grandes accidentes viales y la pérdida de un gran número de empleos de los más de quince mil empleos que generan las micropymes instaladas a lo largo de la avenida Constituyentes, micropymes que se afectarán en sus funcionamientos por la cancelación del carril de estacionamiento de la avenida Constituyentes con la puesta en operación del carril confinado de esta avenida.

Se dice que cuando las obras son malhechas por ingenieros con pintura se minimizan los defectos y cuando las obras son malhechas por arquitectos con plantas se minimizan sus defectos; esto aplica en la obra que realiza la SDUOP a lo largo del camellón central de la avenida Constituyentes, donde muchos árboles fueron extraídos para construir las horrorosas cajas alargadas metálicas que funcionarán como casetas de ascenso y descenso del transporte público, casetas construidas en una de la ciudades más hermosas del país que ostenta el título de Patrimonio de la humanidad, cuyo atractivo principal es el acueducto y sus arcos.

La ciudad de Santiago de Querétaro se fundó en 1531, habiendo celebrado su 486 aniversario el pasado 25 de julio y no es posible que en tan solo dos años se modifique su legado arquitectónico y su traza urbana con las obras que realiza la administración pública estatal y municipal, por lo que  muchos se preguntan por qué si querían construir casetas de ascenso y descenso en el camellón central de la avenida Constituyentes para el sistema de trasporte Qrobus, independientemente de los perjuicios que causará, no contrataron arquitectos capaces con conocimientos en arquitectura e imagen urbana, para que proyectarán y construyeran casetas con arcos imitando el gran símbolo de la ciudad y porqué se quitaron los semáforos que existían con calidad y señalética para ser sustituidos por otros sin señalética supuestamente inteligentes, pero que no se ponen de acuerdo entre ellos y están desincronizados.   

El valle de Querétaro requiere en la función pública personal responsable y comprometido que proporcioné soluciones eficaces a los problemas de movilidad urbana y no vendedores de obra pública mal proyectada, construida a costos exorbitantes, que doran la píldora como la mejor solución de movilidad urbana a quienes fueron electos en las pasadas elecciones para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. El servicio de transporte público y la prepotencia de algunos de sus conductores irresponsables, con benevolencia de servidores públicos corruptos, es el causante principal del caos vial. No es posible que no pueda regularse, a pesar de los numerosos ofrecimientos de los concesionarios cada vez que solicitan aumento de tarifas, como tampoco es aceptable que los servidores públicos responsables del tránsito vehicular permitan la invasión de todos los carriles de circulación de las avenidas por un transporte público lento que entorpece el tránsito vehicular privado.

Según información pública, existen más de cuatrocientos mil vehículos que transitan el valle de Querétaro, si todos los vehículos emplacados necesitaran circular a la vez, formarían tres columnas desde el centro de la ciudad hasta la frontera de Laredo, Tamaulipas; además, si consideramos la circulación vehicular externa que cruza la ciudad diariamente y la gran cantidad de vehículos emplacados en otros estados por personas que prefieren pagar impuestos en otras partes a pesar de habitar en el estado, formaríamos otra columna del mismo tamaño, a estos hay que aumentar la gran cantidad de vehículos chocolate que existen en Querétaro; por lo que debemos hacer algo para evitar que se siga deteriorando el medio ambiente urbano y se siga contaminando la zona urbana por la gran cantidad de humo que despiden los motores al circular a vuelta de rueda.

No es posible que el transporte colectivo circule por la ciudad, entorpeciendo el tránsito de los particulares, ni que circule por las calles del casco histórico subiendo y bajando pasaje. Tampoco es posible que se les permita circular a los vehículos foráneos de más de tres toneladas por la avenida 5 de febrero o por la avenida Bernardo Quintana a su paso hacia otros estados.

Si consideramos que diariamente atraviesan por la ciudad más de cien mil vehículos pesados que ponen en riesgo la seguridad de los habitantes, debemos tomar acciones que eviten su paso, permitiéndoles circular sin costo por el recién inaugurado libramiento sur−poniente hacia Apaseo donde pueden circular sin entorpecer el tránsito del valle y donde se podrían instalar zonas comerciales y estacionamientos, lo que crearía fuentes de empleo. Esto evitaría contaminación del aire, reduciría el ruido y el deterioro de las vialidades. La autoridad debe regularizar el tránsito foráneo y obligarlos a utilizar el libramiento norte para liberar del tráfico pesado la zona metropolitana; es más económico no cobrarles las tarifas de la caseta que permitirles el paso por la zona urbana. La seguridad ciudadana no tiene precio.

Desde hace más de veinte años el autor ha propuesto considerar la construcción de un transporte público subterráneo metropolitano, compuesto por un circuito que comunique la zona norte con la zona sur y las zonas oriente y poniente antes que la mancha urbana, en futuro próximo, evite por razones de orden técnico y jurídico su realización. También se ha propuesto la construcción de un periférico externo a la zona metropolitana y dotarlo de áreas de descanso y estacionamiento para los diferentes tipos de vehículos del tránsito externo que cruzan la ciudad, en los cuales podrían construirse todo tipo de comercios, donde podrían reubicarse parte del comercio informal, abrir nuevas fuentes de empleo y recuperar vía impuesto parte de la inversión.  Esta propuesta reduciría la saturación de la avenida 5 de febrero y los índices de contaminación, de lo contrario en pocos meses se tendrá que construir un segundo piso a dicha avenida.

El mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes del valle de Querétaro exige la participación ciudadana. Es responsabilidad de sus habitantes participar en la solución de sus problemas aportando comentarios viables para que los responsables de su gestión administrativa tengan puntos de vista más amplios.

Santiago de Querétaro, fundado en 1531 sobre el cerro de San Gremal, como todas las ciudades de su tiempo, se construyó con calles y avenidas que satisfacían las necesidades del tránsito de aquellos tiempos que eran los caballos y las carretas.  A comienzos del siglo XX la ciudad realizó una serie de obras entre los que destaca la hoy avenida Zaragoza para satisfacer la demanda de vialidad. La ciudad rica en arquitectura colonial alcanzó los 70,000 habitantes en los sesentas y por razones de vialidad se construyó la avenida Corregidora y se amplió la avenida Ezequiel Montes para satisfacer la comunicación de la zona norte con la zona sur.

El mejoramiento del nivel de vida de los habitantes del valle de Querétaro, como resultado de las estrategias de desarrollo implantadas por los gobiernos de los últimos cuarenta años y a la gran cantidad de ofertas de empleo, el valle de Querétaro alcanzó una población superior al millón y cuarto de habitantes, lo que significa que en cuarenta años la población incrementó 18 veces, ocasionando una serie de problemas de vialidad urbana y una alta inseguridad. La vialidad urbana del valle de Querétaro se ha vuelto caótica como resultado del incremento poblacional y por la falta de vías de comunicación adecuadas a los nuevos tiempos. Urge construir pares viales y anillos de circulación alrededor del valle y mejorar los pavimentos de la zona conurbada. Es normal transitar sobre calles en un estado deprimente lo que incrementa el tiempo de transito ocasionando los grandes embotellamientos, además de ser común que cualquier ciudadano sintiéndose propietario de la vía pública construya topes frente a sus casas o en las intersecciones de las calles dañando los vehículos que transitan sobre la zona y entorpeciendo aún más la libre circulación, por lo que se propone eliminar todos los topes de la zona urbana y prohibir su construcción, imponiendo multas, lo que mejorará la movilidad urbana.

La ciudad  cuenta con una gran zona arbolada propiedad de todos sus habitantes, llena de recuerdos que se ha pagado metro por metro varias veces, este lugar es el Panteón Municipal ubicado junto a las colonias Estrella y Cimatario. El Panteón municipal es una alameda natural y un lugar de respeto y de veneración para los queretanos, por lo que no debe permitirse su desaparición. Se propone a la Cámara de Diputados votar una ley que evite la destrucción del Panteón Municipal y lo nombre patrimonio de la riqueza cultural de los queretanos además de nombrarlo pulmón de la ciudad.

Se propone crear una comisión con profesionistas que conozcan de planeación y movilidad urbana dispuestos a trabajar por amor a Querétaro para realizar un proyecto global del valle de Querétaro, para dotarlo de vialidades, de áreas verdes, de áreas de esparcimiento y de campos deportivos capaces de soportar la demanda de su población actual y futura. Comentarios al correo electrónico   [email protected]

Comentarios

Comentarios