FERNANDO CORZANTES / DE APÓSTOLES Y DEMONIOS

ENCUENTRO CIUDADANO

“Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis”. Mateo 7:15-16

No es nuevo, más bien es la regla, de que pastores evangélicos se sumen a la larga lista de abusos por parte de la Iglesia. Además de los cientos de casos de abusos que han salido a la luz en los últimos años y meses por parte de sacerdotes de distintas congregaciones de la iglesia católica (que le ha llevado a la más grande crisis de esta institución), hay otra iglesia de la cual se esconden oscuros secretos de casos de abusos dentro de las propias comunidades que la conforman, la iglesia evangélica. Son cientos de mujeres evangélicas, quienes han sido víctima de abusos por parte de los pastores de su comunidad, pero sólo un grupo pequeño se atreve a denunciar judicialmente producto de la presión que los cultos ejercen sobre ellas. El cómo cometen abusos los pastores evangélicos es muy similar a como lo realizan los curas católicos, estableciendo relaciones de confianza y afecto, para luego ocupar su poder y el prestigio del pastorado para detectar las vulnerabilidades del niño o la niña. La gran diferencia radica en las redes de protección dentro de las comunidades evangélicas con las cuales se protegen a estos pastores violadores. El discurso evangélico que se maneja al interior es tan fuerte, que trata de mantener los casos encerrados en las cuatro paredes de sus ostentosas edificaciones, intentando que los problemas siempre se resuelvan en los mismos cultos y no pasen al Poder Judicial. Una denunciante asegura que “Usan la Biblia para hacer presión”, y que por esa razón hay una protección por presión de los círculos pastorales, que se mantiene de generación en generación. La iglesia evangélica y su influencia ha ido en aumento en el país, pero sus oscuros secretos han salido a la luz visibilizando los casos de abuso dentro de sus filas junto a los millonarios lavados de dinero por parte de los altos mandos evangélicos, muestran la cara más perversa de esta institución religiosa y altamente peligrosa, la cual en Brasil apoyo la elección de un Presidente misógino, racista y homofóbico, y que en Chile crece día a día con el surgimiento de la ultra derecha en la figura de José Antonio Kast, que viene a imponer toda su moral conservadora anti derechos de las mujeres y la diversidad sexual. Y en México se ostentan como parte de la Cuarta Transformación, en cabeza de Arturo Farela ya que su cercanía es notable, tanto que fue uno de los oradores en el Acto de Unidad celebrado en Tijuana el pasado sábado.
Ahora bien, la detención en EU de Naasón Joaquín García, líder de la organización religiosa Luz del Mundo por violación de un menor, producción de pornografía infantil y tráfico de personas, es una muestra clara de la impunidad que gozaba en México. Un ejemplo es el polémico homenaje en el Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México a Joaquín García, el cual ha destapo (al igual que la iglesia católica), las profundas redes de asociación y contubernio entre políticos y líderes religiosos. Desde que se fundó la iglesia La Luz del Mundo en Guadalajara, en 1952, ha sido vinculada con el poder público en turno. Ahora, México es el país de América Latina que menos ha experimentado el crecimiento de población evangélica; la población católica llega a 83% (datos de 2010), y si bien ha dejado de ser un credo monopólico, sigue siendo indiscutiblemente mayoritario, aunque ha perdido su capacidad de convocatoria y fuerza comunitaria. En contra parte, las sociedades cristianas no católicas (distribuidas entre cientos de iglesias de signo protestante, evangélico o pentecostal) han ido creciendo, alcanzando alrededor del 5% de la población que, de acuerdo con los datos del último censo nacional, representa una población de poco más de 5 millones de mexicanos.
Las denuncias contra los abusos en la iglesia católica y evangélica se han masificado y junto con ello, las críticas sobre la relación de Justicia, la Iglesia y el Estado.
En este plano terrenal, veremos cómo se ajustan a la 4T.

Comentarios en Facebook Fernando Corzantes y en HYPERLINK “mailto:[email protected][email protected]

Comentarios

Comentarios