ERA OPERADOR DE NARCOLÍDER

FOTO: ESPECIAL
FOTO: ESPECIAL

Las investigaciones por el triple crimen en San Pedro Garza García, Nuevo León, en el que murió el abogado queretano Carlos Sánchez Pliego Mier, comienzan a rendir frutos.

Según el periódico El Norte ( del grupo Reforma), Michael Raziel Almela Martínez, uno de los tres ejecutados la medianoche del miércoles frente a un bar en San Pedro, era el principal operador financiero de Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, sucesor de “El Chapo” Guzmán en el Cártel de Sinaloa y detenido dos días antes.

El operador también respondía a intereses de un socio de Estados Unidos identificado como Jorge Lobo.

De 46 años de edad, originario del Estado de México y de profesión ingeniero, Almela – ejecutado 48 horas después de la detención de su presunto jefe- se presentaba como gerente del Centro Cambiario Rápido (CCR), ubicado en el Local A de Avenida Lomas Verdes 480, en Naucalpan.

CCR tiene siete sucursales en el país, una de ellas en el Local 11 de la Plaza Los Nogales, en Calzada San Pedro, de la Colonia Miravalle en Monterrey.

El negocio tiene tres días sin operar, aseguraron otros locatarios. El miércoles, a las 23:55 horas, el operador financiero de “El Licenciado” y otros dos hombres (José Herrera Aispuro y el queretano) fueron asesinados frente al bar La Única en el cruce de Río Amazonas y Río Grijalva, en el Centrito Valle, por pistoleros a bordo de tres vehículos. Un “halcón” detenido el domingo atribuyó la triple ejecución a sicarios del Cártel de Los Beltrán Leyva, como lo publicó PLAZA DE ARMAS.

Los otros dos ejecutados -como le decía- fueron identificados como José Herrera Aispuro, exdirector de la Facultad de Contabilidad y Administración de la Universidad Autónoma de Sinaloa, y el abogado queretano Carlos Sánchez Pliego Mier.

De acuerdo con la información de las fuentes federales, en febrero pasado, cuando “El Licenciado” se instaló en la Ciudad de México, Almela habría recibido la encomienda del presunto narcotraficante para organizar la logística legal y financiera de su grupo.

POR: SERGIO A. VENEGAS RAMÍREZ

 

Comentarios

Comentarios