En Querétaro no hay respeto por la libertad de expresión

Inaugural: Este fue el primer cartón de PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro. Y, desde hace ocho años, todo pasa por aquí. FOTO: ZICKY

COLUMNA PLAZA DE ARMAS

Aquí no hay la libertad de prensa

zx <sc xv a: Sabino

  • Pancho ordenó cerrar Plaza de Armas
  • Se ignora proyecto para la 57: Espriú
  • Se desvela mucho el dirigente del PRI
  • Presentaron libro sobre la prostitución

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS RAMÍREZ

Inaugural: Este fue el primer cartón de PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro. Y, desde hace ocho años, todo pasa por aquí. FOTO: ZICKY

Nada que celebrar.

En un día como hoy, pero de 1951, el presidente Miguel Alemán declaró el 7 de junio como el de la Libertad de Expresión, derecho consagrado en los artículos sexto y séptimo constitucional, pero que no se respeta ni en la cuna de la Carta Magna.

Más allá de las celebraciones tradicionales y de las comidas en donde los gobernantes regalan pantallas, laptops y hasta rifan casas y autos, el tema es que en este país matan periodistas, persiguen periódicos y cierran noticieros.

Nos consta.

Hace unas semanas uno de los miembros del equipo de entrega-recepción del gobierno de Querétaro en 2015, cuyo nombre me reservo por ahora, confirmaba en un encuentro en el Fiesta Americana, ante testigos de calidad, algo que ya sabíamos: el acuerdo para acabar con El Periódico de Querétaro.

-Ustedes cierran PLAZA DE ARMAS, les dijo el representante del gobernador electo, Francisco Domínguez Servién, a los de José Calzada Rovirosa, que ya habían entregado todo, incluido el gobierno.

Eso explica la desaparición del noticiario, luego de las elecciones y la renta –por seis años- de la estación en que se transmitía. Y, claro, la prohibición de la venta del periódico en los Oxxos, como lo divulgó a nivel nacional Joaquín López Dóriga, y luego hasta en los Super Qs de los señores Ruiz Rubio.

A eso siguieron muchas acciones oficiales y extraoficiales en contra de este medio que ha salido adelante, contra el viento y marea, gracias a los lectores, reporteros, anunciantes, colaboradores y voceadores. En algunas “instituciones de las Revolución” hoy al servicio de gobierno panistas, saben de lo que hablamos.

-Es tu cabeza o la mía, dijo un delegado federal a nuestro director general.

Algunos amigos, colaboradores y hasta familiares suyos han querido convencer al jefe del Ejecutivo de cesar su guerra en contra de este medio. No oye, ni entiende.

Como los Césares, olvida que es transitorio.

-Ustedes piensan que el poder es eterno y los he visto tenerlo y dejarlo durante 50 años, le dijo nuestro director general al insuflado secretario de Gobierno, Juan Martín Granados Torres, número dos en funciones de uno.

-Somos respetuosos de los medios, le respondió.

No de todos, replicó el jefe de los armeros.

Y sí,  es que estos piensan que por haber invertido cientos de millones de pesos en publicidad tienen asegurada la buena imagen y las lealtades.

Hoy están casi a la mitad del gobierno, con el Jesús en la boca, temiendo que ganen Andrés Manuel López Obrador o Ricardo Anaya Cortés, confiados en que la gente está más enojada con las estupideces de Marcos Aguilar –El Ajeno- más que con ellos y que les alcanzará para ganar.

Yo no lo sé de cierto.

Lo que sí sé es: Que exigieron cerrar PLAZA DE ARMAS y no pudieron, porque los que entregaron el poder no eran dueños de este periódico y, dos, que hoy 7 de junio no hay nada que celebrar en Querétaro. De ese punto, la orden de cerrar este diario, ya saben los cuatro candidatos presidenciales y dos ex gobernadores. Uno de aquí  y otro de Aguascalientes.

¡Salud!

-OÍDO EN EL 1810-

Me tienen miedo.

Eso respondió el ex rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz, cuando se le preguntó por qué será cerrado el debate de los candidatos a la senaduría en el auditorio “Fernando Díaz Ramirez” del Cerro de las Campañas.

Más claro ni el Aguaq.

-¡PREEEPAREN!-

Sin proyecto.

La carretera 57 con tantos muertos,  parece no estar en la agenda federal. Así lo entendí luego de escuchar al ingeniero Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, si gana Andrés Manuel López Obrador.

Nos mostró el ex director de la Facultad de Ingeniería de la UNAM su carpeta de trabajo en la que el tema de la México-Querétaro está sin información. Nadie le ha podido informar qué se piensa hacer en esa la vía carretera más importante del país.

Luego, en una comida con empresarios, lo confirmó.

Nada se sabe de la 57, aunque oficialmente se dice que es una gran preocupación y lo van a arreglar.

Jiménez Espriú, anunciando públicamente por El Peje como su secretario de Comunicaciones y Transportes, no ha podido saber si hay algún proyecto para resolver tantas muertes.

Somos nada.

-¡AAAPUNTEN!-

De buena fuente.

Que el dirigente estatal del PRI, Juan José Ruiz, no pudo recibir a tiempo al candidato presidencial José Antonio Meade en su reciente visita a Querétaro. Tampoco llegó el delegado Carlos Lozano.

Es que se desvelan. Trabajando, claro.

Por eso están como están.

-¡FUEGO!-

Valientes.

Andrés Garrido del Toral y Sergio Arturo Venegas Alarcón presentaron anoche el libro “Apuntes para la historia de la Prostitución en Querétaro” del investigador Rodolfo Anaya Larios. Salieron ahí los nombres de Manuel González Cosío, Rafael Camacho Guzmán, Mariano Palacios, Enrique Burgos y hasta Chucho Rodríguez.

Mañana les cuento.

¡Porca miseria!

Los Laureles: Javier Jiménez Espriu con Juan Germán y Juan Emilio Torres Landa. A la izquierda el director de la Facultad de Bellas Artes de la UAQ, Eduardo Núñez Rojas. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios