Emite IMSS medidas contra el golpe de calor

FOTO: IMSS
El IMSS recomienda a los queretanos estar al pendiente de los síntomas: dolor de cabeza, sensación de mareo, vértigo, náuseas, piel húmeda y orina oscura
FOTO: IMSS

Durante la temporada de altas temperaturas se recomienda prestar atención a síntomas como dolor de cabeza, sensación de mareo, vértigo, náuseas, piel húmeda y orina oscura, ya que en conjunto pudieran ser los primeros datos de que la persona está sufriendo un golpe de calor.

Nithzahaya García Fernández, médico de la Unidad de Medicina Familiar 13 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, señaló que los datos más graves para determinar el golpe de calor son una temperatura mayor a 40 grados, cese de la sudoración, hiperventilación, ritmo cardiaco rápido y algunos síntomas neurológicos.

La especialista dijo que es necesario que en esta época de calor, tanto niños como adultos mayores, enfermos crónicos, así como mujeres embarazadas, tengan cuidado especial en mantenerse hidratados y protegidos de los rayos solares, ya que son factores de riesgo para desarrollar un golpe de calor.

“Hay factores del ambiente como el aire con alta temperatura, por ejemplo, en un vehículo sin la ventilación adecuada y con los rayos directos del sol, de tal forma que se puede alcanzar una temperatura máxima de 70 grados centígrados”, indicó García Fernández.

El IMSS recomienda que ante una situación que indique que una persona está sufriendo un golpe de calor se le hidrate de inmediato, pasarla a una temperatura más fresca a la sombra o con aire acondicionado, y descubrir un poco de la ropa, con la finalidad de disminuir la temperatura del cuerpo, y acudir de manera inmediata al servicio de Urgencias para prevenir otras complicaciones.

Ante el aumento de temperatura es indispensable tomar todas las medidas necesarias para evitar situaciones de riesgo como permanecer un tiempo prolongado bajo el sol.

Es necesario hidratarse con 500 mililitros de agua natural dos horas antes de la exposición solar, no realizar ejercicio al aire libre entre las 11:00 y 15:00 horas, además de disminuir la ingesta de líquidos con cafeína y bebidas azucaradas o bebidas alcohólicas.

“También se pueden cubrir las ventanas, lo que permite que se reduzca en un 80 por ciento la entrada de calor, además de que las personas que tomen algún medicamento deberán consultar con su médico, antes de exponerse al sol, para saber si existe alguna contraindicación”, señaló Nithzahaya García.

Notimex

 

Comentarios

Comentarios