Emilio Lobato

CIVITAS QUERETANA

Cervantes y Shakespeare

Este día 23 de abril, celebramos el “Día del Libro” y quiero dirigirme brevemente a todas las personas que AÚN usan este conjunto de hojas de papiro, pergamino o papel, manuscritas o impresas, para dejar constancia de cualquier inquietud intelectual en el idioma que use el escritor, a quienes hubieran posado los ojos en ellas  y poder así saber el mensaje que se quiso enviar.

En este día se celebra oficialmente  el 402avo.  aniversario de la muerte del más grande escritor, tanto de la lengua  española, como de la inglesa, (23 de abril de 1616).

Existe una polémica establecida por algunos “estudiosos” del tema que dicen de que aunque el deceso ocurrió el mismo día, no fue en  la misma fecha, ya que existía un desfase entre los calendarios inglés y español, pues en 1582 el papa Gregorio XII adelanto el calendario juliano, instituido por Julio César desde el año 46 a.C. y en uso en  occidente  desde entonces. En realidad, este papa, se basó en una serie de ajustes que se hicieron en esas fechas, para fijar las duración del año en 365 días y establecer un año bisiesto cada 4 años con fines compensatorios

De modo que el 5 de octubre vino a ser el 15 del mismo mes (de ese año de 1582, en adelante). Unicamente Italia, Francia y España adoptaron inmediatamente este cambio; sólo Inglaterra lo hizo hasta 1752. Por lo tanto para los ingleses, Shakespeare sí falleció el 23 de abril, pero para los países católicos el deceso de Cervantes ocurrió el 3 de mayo siguiente.

Lo que es muy importante es que este recordatorio luctuoso que me  permito enviarles, sirva para que abreven con tesón en la obra literaria (LIBROS) de estos dos grandes genios del intelecto humano y mejoren su conocimiento de  uno de los idiomas más hermoso del planeta, EL ESPAÑOL (ahora destrozado por cualquier artistilla o locutorcete – perdón “líderes de opinión”- de la radio y/o la televisión, y de los representantes politicastros del momento). Para eso existen los buenos diccionarios y los textos de grámatica.

El inglés que usaba el genio de Stratford upon Avon, es de muchísima altura idiomática, así es que es necesario leerlo con algún buen  diccionario “ad hoc” en la mano. Va uno a aprender y aprehender  , bastantes palabras y frases muy interesantes, de este idioma anglosajón.

Si así lo hiciereis, la vais a pasar de peluchín… no dejen de inculcarle este pasatiempo libresco a sus hijos y nietos, les servirá para toda su vida. Y hacerles entender hasta la saciedad de que no existe NINGÜN adminículo electrónico que pueda reemplazar a un buen libro.

EMILIO LOBATO

CIVITAS QUERETANA

Comentarios

Comentarios