Dra. Teresa García Gasca recibe al Padre Alejandro Solalinde en la UAQ

La rectora de la UAQ y el padre Alejandro Solalinde sostuvieron una plática en la Universidad con motivo de la presentación de su autobiografía en la Facultad de Derecho.
La rectora de la UAQ y el padre Alejandro Solalinde sostuvieron una plática en la Universidad con motivo de la presentación de su autobiografía en la Facultad de Derecho.

La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Dra. Teresa García Gasca, recibió en la Rectoría al padre Alejandro Solalinde Guerra, activista por los derechos de los migrantes y galardonado en 2014 con el Premio Internacional “Hugo Gutiérrez Vega” de las Artes y las Humanidades que otorga la Máxima Casa de Estudios de la entidad.

En esta reunión de cortesía que tuvo con las autoridades universitarias, el sacerdote compartió sus experiencias en el andar misionero que lo ha llevado a recorrer la República Mexicana con su labor a favor de los derechos humanos.

“Es un gusto poderlo conocer, es una persona con una calidad humana tan importante, es todo un honor para nosotros tenerlo aquí en la Universidad”, aseguró la Dra. García Gasca, posterior a esta charla en la cual los acompañaron el Mtro. Luis Alberto Fernández García, titular de la Secretaría Particular; la periodista Karla María Gutiérrez, coautora del libro y el Dr. Juan Guevara Sandoval, secretario nacional de la Comisión Nacional para la Cultura de Paz y la No Violencia (Comnapaz).

Esta publicación es una autobiografía y un testimonio de la labor que ha hecho a lo largo de su vida el padre Solalinde como persona, actor social, activista y misionero, en distintos temas como la migración, la paz y los derechos humanos, entre otros. En él, se abordan diferentes momentos que tuvieron un impacto en su vocación y lo llevaron a convertirse en un referente en el tema de la migración.

Durante la presentación en la Facultad de Derecho de la UAQ, el Padre Solalinde agregó que independientemente de su historia personal, lo importante para él es la forma en cómo Dios lo preparó desde joven para después tener una labor importante en México y dentro de la iglesia.

“Hay que cambiar los referentes, ser críticos, analíticos (…) la historia de este libro es la de un joven que se pone en manos de Dios, aprovecha su gracia y se atreve a ser él mismo hasta la fecha, no necesito que alguien me diga cómo tengo que ser ni permito que manipulen mi conciencia”, aseguró.

Comentarios

Comentarios