CIENCIA FORENSE

Muchos de nosotros gozamos de un  país heredado por la sangre de nuestros compatriotas que dieron su vida para dejarnos esta gran libertad. Un país por el cual estamos muy lejos de pagar el precio de nuestros antepasados, una libertad que no entendemos y la arriesgamos a cambio de ideologías exóticas y, por qué no decirlo, hasta estúpidas y fracasadas. Es tiempo de reflexionar sobre la riqueza que como país tenemos y cuando menos, recordar a aquellos mártires, muchos olvidados o desconocidos, de los cuales no tenemos ni la más remota idea de su existencia ni de su sacrificio.

La historia “oficial”.-

En la Historia Oficial de México se mencionan como los iniciadores del movimiento de Independencia a Miguel Hidalgo y Costilla, que dicen que su nombre correcto era Miguel Hidalgo y Costilla Gallaga, a Ignacio Allende, Juan Aldama, Ignacio Abasolo, Mariano Matamoros, Mariano Abasolo, Mariano Jiménez.

¿Y la Corregidora? De manera especial los queretanos o los que así se sienten, debemos dar mérito especial a la Corregidora Josefa Ortiz de Domínguez, quien sufrió durante 20 años cárcel persecuciones y perdidas económicas y afectivas por parte de las autoridades virreinales y de sus parientes, hasta su muerte en 1829, permaneciendo ignorada su importante colaboración a la causa de la Independencia durante muchos años del ya México Independiente, hasta que es rescatada oficialmente durante los años de 1861, principalmente por un discurso de Ignacio Ramírez “El Nigromante” y en 1879 fue nombrada “Benemérita de Querétaro” mediante un Decreto Estatal.

Desde antes.-

Con anterioridad al movimiento de independencia, se llevaron a cabo varios intentos de movimientos para liberar a lo que era la Nueva España de la dominación española, movimientos precursores que fueron hechos por criollos, mestizos e indígenas originarios del país. Héroes desconocidos unos, otros muy poco conocidos que sufrieron algunos la muerte, otros el destierro, otros la perdida de sus propiedades y todos el castigo de los Virreyes y de la Iglesia.

Guerra de los machetes.-

En 1799 hubo la llamada “de los machetes” por Pedro Portilla, originario de Toluca que junto con sus hermano Antonio y con Cristóbal Orozco José Agustín Vargas, Luis Medina, Joaquín Alegre, José Urioles, Cayetano González, José Ignacio Morel y Gerardo y Mariano Soriano, quienes intentaban arrojar a los españoles europeos, intentos que fracasaron por sus pocos participantes y pocos recursos, pero que ya enunciaban la división y odios entre criollos y peninsulares.

Los indígenas de Nueva Galicia.-

Entre 1800 y 1803 se llevó a cabo una conspiración de indígenas de la Nueva Galicia encabezada por el indio Mariano y que se supuso fomentada por el Conde de Miravalle dueño de tierras en Tepic y apoyada por los Ingleses, con la particularidad de llevar como pendón a la Virgen de Guadalupe, como símbolo de la clase indígena.

Los franceses en España.-

Con la dominación francesa en España en 1808, acá los criollos vieron la oportunidad de formar un Virreinato independiente, dirigidos por Fray Melchor de Talamantes, y los Licenciados, el ya mencionado Francisco de Piero de Verdad y Ramos, Juan Francisco de Azcarate, José Antonio Cristo y Carlos Maria Bustamante, siendo el Lic. Piero de Verdad, como Sindico del Ayuntamiento quien proclamo por primera vez la formación de una Nación Mexicana con soberanía popular, por eso se le reconoce como Precursor de la Independencia, al contar con el apoyo del Virrey Iturrigaray los peninsulares lo derrocan y aprehenden y asesinan a la mayoría de los dirigentes criollos, anulando la posibilidad de un movimiento de Independencia incruento.

Esto trajo como consecuencia, desde 1808, el inicio de la conspiración de Querétaro que concluyó con la proclama del 15 de Septiembre de 1810.

Michoacán.-

Pero ya antes en 1809, en Valladolid, en el Departamento de Michoacán hubo una conjura de los militares, José Maria Obeso, José Mariano Michelena, Mariano Quevedo, y de los licenciados José Antonio Soto y Saldaña, José Nicolás Michelena, el cura de Huango y el Franciscano Vicente de Santa Maria, entre otros, intentaban formar una Junta de Notables, que gobernara en nombre de Fernando VII, siendo denunciados en Septiembre de 1809, habiendo sido castigados en forma benigna por el hecho de que defendían los derechos de Fernando VII, en estos documentos aparece por primera vez el nombre del Teniente Agustín de Iturbide.

Nace la Patria.-

La proclama de 1810 dio inicio a la Independencia de México y al inicio de su formación como Nación Mexicana, el resto es ya más o menos conocido. Los que no son muy conocidos, aparte de los nombres de los principales Caudillos de la Independencia, son los nombres de los conspiradores, que en su tiempo fueron también declarados traidores y hoy la historia los reconoce como héroes de la Nación, vale la pena mencionar a los “conspiradores”, hoy “héroes de la Patria”.

Lista de héroes de la Patria, ejemplo para el mundo.-

En el artículo publicado en Noticias sobre Derechos Humanos, titulado Soberanía Popular, se citan los siguientes:

Manuel Iturriaga de Alzaga.-

Colegial de San Ildefonso y Doctor en Cánones de la Real y Pontificia Universidad de México formo parte de la conspiraron pero se le acusa de haberla denunciado.

Lic. Mariano Lazo de la Vega de la Torre.-

Abogado por la Real y Pontificia Universidad de México fue detenido el 15 de Septiembre de 1810 y liberado por el Regente Collado.

Mario Lozada.-

Empleado de la fábrica de cigarros, fue invitado a la conspiración por el Alcalide de la cárcel don Ignacio Pérez y fue enviado por Allende a llevar correspondencia al Marqués de Rayas, se pierde su historia hasta que se sabe que fue fusilado durante el pronunciamiento de la Acordada.

Luis Mendoza.-

Colaborador de Epigmenio González participó en el aviso que el Alcalde Pérez por encargo de la Corregidora hizo a Allende y a Aldama del descubrimiento del movimiento libertario. Participo en la Batallas de Granaditas, del Monte de las Cruces, San Jerónimo, Aculco y Calderón, sus esfuerzos no fueron ni reconocidos ni compensados murió en la pobreza lamentándose de la ingratitud de la de la Patria.

Lic. Juan Nepomuceno Mier y Altamirano.-

Abogado de la Real y Pontificia Universidad de México, fue uno de los principales miembros de la conjura quien fundo la Academia de la Cultura, Sede de los conjurados, detenido el mismo 15 de Septiembre fue puesto en libertad, fue defensor de los sacerdotes José María Castañeda y José Mariano Abad y Cuadra, hechos prisioneros en la batalla de Aculco. Consumada la Independencia fue designado Magistrado Suplente de la Suprema Corte de Justicia y del Tribunal Superior, muere en 1841.

Lic Lorenzo de la Parra.-

Su casa fue sitio de reuniones con los Capitanes Ignacio Allende y Juan Aldama, fue detenido el mismo 16 de Septiembre.

Ignacio Pérez Álvarez.-

Alcaide de la cárcel de Querétaro y fiel seguidor de la Corregidora fue el que por encargo de esta avisa en San Miguel al Capitán Allende que había sido descubierta la conspiración, al no hallarlo le aviso al Capitán Aldama, con quien salió a Dolores a buscar a Allende, gracias a este oportuno aviso se pudo dar inicio a la lucha por la Independencia., al término de ésta siguió con su modesto puesto de Alcaide.

Manuel Maria Ramírez de Arrellano.-

Abogado participante en la conjura fue hecho prisionero el mismo mes de Septiembre suspendiéndosele de abogado por defender a insurgentes.

Br. José Maria Sánchez.-Culto Presbítero tío del Lic Juan Nepomuceno Mier y Terán, fue detenido como conspirador pero fue puesto en libertad.

Pedro Antonio de Septién Montero y Asturi.-Conspirador sin participación posterior en el movimiento.

Antonio Téllez.-

Conspirador que era el Secretario de la Academia de Literatura, denunciado por el Capitán Arias, pero fue puesto en libertad al poco tiempo.

José Ignacio Villaseñor y Aldama.- Coopero con Allende enviándole provisiones.

Lic. Miguel Domínguez Trujillo.-

Protegió y defendió a la Corregidora, su esposa, sin mayor participación en la conjura, al término de la Independencia fue designado Ministro de la Suprema Corte de Justicia y primer Presidente del Congreso Constituyente el 31 de enero de 1824, hasta su muerte en 1830.

Francisco Lanzagorta, Luis Míreles, Ignacio Camargo y Juan Bautista Carrasco.-

Fueron fusilados en la Cd. de Chihuahua en 1811.

José Antonio Torres, Rafael Iriarte y José González Hermosillo, que fueron encargados de levantar la insurrección en Jalisco, de este último se tomó su apellido para nombrar a la que era ciudad de Pitic, ahora Hermosillo.

José Santos Villa, José Cecilio Arteaga, Vicente Lobo y faltan muchos más héroes anónimos cuyos nombres la historia no conoce y que en el Altar de la Patria sacrificaron sus vidas.

Y la heroica participación que tuvieron esas valerosas mujeres mexicanas:

Altagracia Mercado.-

Heroína de Huichapan. Mujer que formó un pequeño ejército con su propio dinero tras enterarse de la lucha por la libertad contra los realistas. Por desgracia, de su ejército solo ella sobrevivió y continuó luchando, acto con el cual se ganó la admiración de los jefes españoles, quienes fusilaban a los prisioneros, gracias a su acto valeroso el coronel consintió que mujeres como ella no debían morir. Gertrudis Bocanegra, quien fuera fusilada, Altagracia Mercado, Maria Soto la Marina, la generala Morelos, ejemplos permanentes de servicio a la Patria.

Carmen Camacho.-

Sedujo a la tropa realista y los convenció de que se cambiaran de bando. Así, los insurgentes crecían en número y en fuerza.

Grupo Las Guadalupes.-

Antonia Piña, Mariana Anaya, Josefa Sixtos, Petra Arellano, Juana Villaseñor, Francisca Torres, María “La Campanera” Andrea, Antonia Ochoa, Gertrudis Jiménez, María Dolores Basurto, María Antonia García, María de Jesús Iturbide y Catalina González intercambiaron su vida por la liberación de algunos insurgentes.

Altagracia Mercado.-

Armó un pequeño ejército y fue la cabeza al enfrentar a los realistas. En uno de los combates fue encarcelada, pero el coronel que comandaba la aprehensión mandó dejarla libre porque “mujeres como esas no merecían morir”.

María Ignacia Rodríguez.-

La famosa “Güera Rodríguez”, quien se movía en los eventos de la alta sociedad y conseguía información sobre las fuerzas realistas.

Mariana Rodríguez del Toro.-

Planeó la aprehensión del virrey Francisco Javier Venegas, en cambio de la liberta de Miguel Hidalgo.

Traidores.-

en toda gesta heroica no faltan los delatores traidores, (no, no son los actuales):

Capitán Joaquín Arias.- Se auto denuncio para protegerse.

Mariano Galván.-

Se le premio con el oficio de tercianista de la fábrica de cigarros.

Dr. Manuel Mariano Iturriaga de Alzaga.-

Quien en artículo de mortis hace la denuncia ante cura Rafael Gil de León.

Frases memorables de Benemérita de Querétaro.-

Doña Josefa Ortiz de Domínguez, la Corregidora nos dejó estas frases como legado de patriotismo y decencia, quien cuando le ofrecieron una recompensa por su participación en el movimiento, les contestó:

“No se debe premiar al que sirve a la Patria, sino castigar a quien se sirve de ella”

Cuando le ofrecieron que fuera Dama de Honor de la 1ª Emperatriz de México les contesto:

“Es más honroso ser la Señora de mi casa que Dama de Honor de cualesquier Emperatriz”. ¡Viva México, vivan los héroes que nos dieron Patria y Libertad!

Comentarios

Comentarios