DETIENE INAH OBRA EN JARDÍN GUERRERO

Tiene prisa: Marcos Aguilar Vega desafía al INAH al intervenir y cerrar parte del Jardín Guerrero para colocar una maqueta sin su autorización. La obra fue suspendida. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGA ALARCÓN
Tiene prisa: Marcos Aguilar Vega desafía al INAH al intervenir y cerrar parte del Jardín Guerrero para colocar una maqueta sin su autorización. La obra fue suspendida. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGA ALARCÓN

Marcos Aguilar Vega decidió intervenir el Jardín Guerrero para colocar una maqueta a escala de la ciudad, pero sin la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia ni consulta a los vecinos. La obra, iniciada el fin de semana, en abierto desafío a las autoridades federales, ya fue suspendida, no será autorizada y deberá instalarse en otro lado.

Rosa Estela Reyes, delegada del INAH respondió a PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro los cuestionamientos sobre este nuevo diferendo con el actual Ayuntamiento capitalino, que está terminando su periodo sin resolver observaciones a programas anteriores y ahora inicia otra sin permiso. 

Explicó la también ex directora del Museo Regional de Querétaro que el proyecto de las maquetas es muy interesante y está desarrollándose en ciudades patrimonio de la Humanidad, pero debe hacerse en el lugar indicado, socializarse con los ciudadanos y lograr acuerdo de las instancias oficiales. El gobierno municipal había consultado a la representante de Antropología e Historia sobre tres posibles alternativas para la colocación: Plaza de los Fundadores,  Jardín Guerrero y Alameda Hidalgo, recomendándose este último punto por ser un lugar de descanso y vaso regulador para el tránsito de los capitalinos y los visitantes. Hacerlo ahí, dijo Rosa Estela, era un cierre con broche de oro para el rescate del parque histórico de los queretanos.

Por el contrario, se desaconsejaron la Plaza de los Fundadores por ser el lugar natural de los concheros y el Jardín Guerrero el espacio para el uso y disfrute diario de la comunidad y para las expresiones artísticas y populares.

Con esos antecedentes, sorprendió al INAH que la administración municipal encabezada por Marcos Aguilar iniciara los trabajos para colocar la maqueta en el Jardín Guerrero, que no es técnica ni urbanísticamente el adecuado y sin siquiera haber una solicitud formal y mucho menos la autorización.

Por ello, indicó, decidió suspender la obra y solicitar una entrevista con el alcalde para resolver este y otros pendientes, como el del readoquinado de la calle de Ezequiel Montes y algunas acciones más que afectan al Centro Histórico.

Insistió Rosa Estela Reyes en la necesidad de que los tres niveles de gobierno compartan políticas de conservación, aceptando los retos del crecimiento pero sin perder a esencia de Querétaro.

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios