Foto: Especial
ROSSY MARTÍNEZ/CORRESPONSAL

Antonio Mejía Lira, alcalde tequisquiapense dio a conocer que durante los tres fines de semana, comprendidos entre el 31 de mayo al 16 de junio, en que se desarrolló la edición número 41 de la “Feria Nacional del Queso y el Vino”, se obtuvo un saldo blanco sin incidentes, mencionó que se recibieron cerca de 30 mil visitantes lo que provocó una derrama económica superior a los 100 millones de pesos.

Indicó que durante esta edición se registró una ocupación hotelera del cien por ciento, beneficiando a comerciantes y artesanos de la entidad. “Se pudo superar la imagen que se tenía de otras ferias, en esta ocasión la visión fue darle un giro de 360 grados en todos sus aspectos, privilegiando la asistencia de familias completas que pudieron disfrutar de catas, degustación de vinos de la región y de otras partes del país, maridajes, exposiciones, conferencias y talleres para los amantes del vino y la gastronomía, artesanía, conciertos, cantantes, diversos espectáculos relacionados con el arte, agradable música y una variedad de actividades en medio de un ambiente ordenado y lleno de júbilo desde cualquier punto del parque de La Pila.

Mejía Lira subrayó que, se logró rescatar este tipo de feria la cual se encontraba olvidada, lo que represento un gran esfuerzo, “estamos contentos con la mecánica que fue distinta y bien en lo general, fue una inversión fuerte por parte de los empresarios y debo de agradecer a Aarón Mansur por esta aportación, la expectativa era tener una feria distinta y se logró”.

Aseguró que, se mantuvo un control en la venta de bebidas alcohólicas lo que se vio reflejado en un saldo blanco, “en esta ocasión rebaso expectativas y dejo de ser una mega cantina, toda vez que entre las medidas inmediatas fue controlar el horario de venta de vino a los 27 mil 345 turistas y 3 mil asistentes locales que se dieron cita durante estos fines de semana, y no vender vino a menores de edad”.

Comentarios

Comentarios