Departamento del Tesoro congela empresas vinculadas a Los Cuinis

La Oficina de Control de Bienes de Extranjeros de los Estados Unidos (OFAC) ‘congeló’ este jueves a dos empresas mexicanas de gestión de propiedades vinculadas a Abigael González Valencia, líder de Los Cuinis, grupo del crimen organizado.

La OFAC originalmente designó a la organización narcotraficante de Los Cuinis y a su líder Abigael González Valencia bajo la Ley Kinpgin el 8 de abril de 2015.

 

La acción de este jueves designa a estas dos empresas mexicanas conforme a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeras del Narcotráfico (Kingpin Act).

La determinación provoca que todos los bienes, bajo la jurisdicción de los Estados Unidos, que posean estos criminales queden congelados, y se prohíbe a cualquier ciudadano estadounidense realizar transacciones con ellos.

“OFAC seguirá designando a nuevas empresas fachada que han sido creados o cooptados con el propósito de ocultar los intereses de González Valencia y de los Cuinis y sus aliados para evadir las sanciones”, comentó el director de la oficina, John E. Smith.

El líder del Cártel Jalisco Nueva Generación es uno de los principales aliados de Los Cuinis.

“En coordinación con la policía y el gobierno mexicano, la OFAC trabajará incansablemente para exponer e interrumpir las operaciones y los bienes de estas organizaciones”.

Las dos empresas mexicanas que serán afectadas por la designación de este jueves son Yorv Inmobiliaria y Grupo Segtac, S.A. de C.V.

La compañía Yorv Inmobiliaria actúa como administrador de la propiedad de Plaza Los Tules, un centro comercial ubicado en Zapopan, Jalisco, que OFAC designó el 19 de agosto de 2015 debido a sus vínculos con González Valencia.

Por su parte, Grupo Segtac, S.A. de C.V., funge como el administrador de la propiedad de Xaman Ha Center, un centro comercial ubicado en Playa del Carmen, Quintana Roo, el cual también fue designado por la oficina en esa misma fecha por los mismos vínculos.

Los centros comerciales fueron inicialmente gestionados en parte por Bric Inmobiliaria y Ahome Real Estate, S.A. de C.V. Las dos compañías también fueron designadas por la OFAC en esa misma fecha en 2015.

Grupo Segtac, S.A. de C.V. y Yorv Inmobiliaria fueron designados como los nuevos administradores de la propiedad en un intento por contrarrestar las sanciones OFAC, tratando de actuar como el intermediario “limpio” entre estos centros comerciales designados y la economía mexicana legítima.

La OFAC no solo designó a González Valencia y Los Cuinis, el 8 de abril de 2015 también tomó estas determinaciones contra el cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y contra su líder, Nemesio Oseguera Cervantes (alias “Mencho”).

CJNG. Foto de Border Fleat

Los Cuinis y CJNG son organizaciones que mantienen fuertes alianzas, ya que González Valencia y Oseguera Cervantes son cuñados.

Una investigación llevada a cabo por la División de Los Angeles de la Agencia Antidrogas (DEA) en marzo de 2014 permitió que un gran jurado federal en el Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia acusara a González Valencia y a Oseguera Cervantes de varios cargos.

Los dos delincuentes fueron acusados por el jurado de ser los líderes principales de una red criminal. El líder de Los Cuinis fue capturado a finales de febrero de 2015 en México, sin embargo, Oseguera Cervantes permanece como fugitivo de la ley.

El Departamento del Tesoro y la División de Los Ángeles de la DEA trabajaron estrechamente para ejecutar la acción de hoy.

Departamento del Tesoro. Foto de La Prensa

“Desde junio del año 2000, más de 2 mil individuos y empresas han sido nombrados conforme a la Ley Kingpin por su participación en el tráfico internacional de narcóticos. Las sanciones por violaciones a la Ley de Cabecillas fluctúan entre penas civiles de hasta 1,437,153 de dólares por cada violación, y penas criminales más severas”, se puede leer en un comunicado del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Además, el castigo para directivos de empresas delictivas puede ser de hasta 30 años de prisión y multas de hasta 5 millones de dólares y las multas criminales para empresas pueden alcanzar hasta los 10 millones de dólares.

Comentarios

Comentarios