Deben eliminarse obras realizadas por capricho

FOTO: REDES SOCIALES

TEMPORAL

Plan de Movilidad del Valle de Querétaro

La movilidad urbana se refiere al movimiento cotidiano ordenado de las personas que habitan una zona urbana para trasladarse de cualquier punto de una zona urbana a otro lugar determinado de la misma zona urbana o al exterior de esta en tiempos razonables, e incluye el movimiento ordenado de los bienes de consumo de los habitantes de la zona urbana a los centros de expedición o de consumo, así como el transporte de los bienes generados dentro de una zona urbana para trasladarlos a los lugares de consumo al exterior de la zona.

La salud de una zona urbana está íntimamente relacionada con su movilidad urbana y demanda una política eficiente de movilidad integral. El movimiento cotidiano ordenado de las personas puede realizarse por sí mismo, de manera peatonal, mediante un transporte de tracción manual público o privado, o mediante la utilización de algún medio de trasporte autónomo público o privado.

El trasporte privado lo conforman los automotores, motocicletas y bicicletas y el trasporte público está conformado por todos los tipos de transporte que pueden utilizar los usuarios para trasladarse de un punto a otro dentro de la zona urbana o al exterior de ésta y está conformado por los autobuses urbanos o suburbanos, de combustión interna o eléctricos, los trenes urbanos como el tren metropolitano conocido como metro, los trenes suburbanos, los trasportes aéreos (aviones) y los transportes que circulan sobre el agua como las lanchas y los barcos.

Un Plan de Movilidad Urbana considera todo lo que afecta el movimiento de las personas y de los bienes así como la infraestructura urbana. Considera el tipo y calidad de banquetas y de vialidades primarias y secundarías, la cantidad de carriles de circulación, los cajones de estacionamiento del transporte autónomo público y privado, la semaforización, la señalética, calidad y cantidad de paraderos urbanos del transporte público, el congestionamiento vehicular, el crecimiento urbano, los servicios públicos, el alumbrado público y todo el mobiliario urbano que influye en la movilidad.

La falta de un Plan de Movilidad Urbana eficiente y la falta de una política de movilidad urbana integral puede tener como consecuencias lo que se conoce como ciudades enfermas en todos sentidos, con incrementos cotidianos en el tiempo de traslados de personas y de bienes, incremento del consumo de combustible de los automotores por utilizar tiempos mayores de traslados, lo que produce el  incremento de la contaminación del aire y menor vida útil de los automotores utilizados para el trasporte, generando pérdidas económicas a las personas y a la economía de la zona urbana así como problemas de salud pública.

La falta de áreas de circulación adecuadas para el transporte público y privado en una zona urbana produce el incremento del tiempo de traslados de personas y de bienes, lo que genera embotellamientos, altos costo del precio de transporte, contaminación ambiental, problemas de salud como el stress, la obesidad y los problemas respiratorios, dando como consecuencias la pérdida de la calidad de vida de los habitantes de la zona urbana, incrementos en el costo directo del sistema de salud pública y una baja en la esperanza de vida de la población. Para sanear nuestras ciudades debemos contar con una red de vialidades eficientes capaz de soportar el transporte público y privado, que permita la circulación del transporte en tiempos razonables, sin congestionamientos, y contar con un sistema eficiente de transporte público.

La movilidad de personas y de bienes dentro del valle de Querétaro se complica día a día por el incremento acelerado de la población del valle y por las obras públicas ejecutadas por la administración pública estatal y municipales en los últimos años, por lo que es urgente aplicar un Plan Eficiente de Movilidad Urbana, que permita reducir los tiempos de traslado de personas y de bienes dentro de la zona conurbada del valle de Querétaro y permita conocer las obras necesarias de infraestructura de vialidades y de banquetas para la circulación adecuada de personas y del transporte público y privado de personas y de bienjes. Para la ejecución del Plan se deben consensar las opiniones de profesionistas de la ingeniería, de las personas interesadas en salvaguardar la calidad de vida de los habitantes del valle y de los servidores públicos de las dependencias que tienen relación con la movilidad urbana de la administración pública estatal y municipal.

Los queretanos debemos eficientar la movilidad urbana del valle mediante la implementación a corto término de políticas públicas eficaces en materia de movilidad sustentable, para mejorar e incrementar el tipo y la calidad de banquetas, ciclovías y vialidades, eliminar las obras realizadas por capricho de quienes administran los recursos públicos propiedad de los ciudadanos, tanto a nivel estatal como a nivel municipal, así como incluir en la toma de decisiones de obras y acciones para la movilidad, la participación responsable de la ciudadanía en su conjunto, para encontrar las mejores alternativas de movilidad urbana en cada zona específica del valle.

Cabe mencionar que en muchas ciudades europeas las ciclovías se construyen sobre las banquetas delimitando las áreas de circulación de personas y de bicicletas, para evitar accidentes entre peatones y biciclos; sin embargo en Querétaro capital en lugar de construir banquetas en la mayoría de las calles y avenidas de la zona centro-sur que pudieran ser utilizadas por biciclos y personas, se eliminó un carril de circulación y se pintó para la circulación de bicicletas, superficie que en ocasiones es usado para uso peatonal ante la falta de banquetas en esa zona. Quien esto escribe nunca ha visto a ningún ciclista circular por la franja pintada de verde.

La construcción de distribuidores viales, la puesta en operación del sistema de transporte público Qrobus, la construcción de la ruta del estudiantes, la modificación del área de rodamiento de las avenidas Constituyentes, Universidad, Hidalgo y Ezequiel Montes, y las ciclovías construidas por capricho del presidente municipal Marcos Aguilar Vega, no redujeron los tiempos de traslado de personas y de bienes dentro de la zona metropolitana, lo que ha ocasionado el incremento del tiempo de traslado de personas y de bienes en el valle de Querétaro, pérdida de cajones de estacionamiento, pérdida de carriles de circulación, incremento de la contaminación, pérdida de fuentes de trabajo por cierre de comercios ubicados en estas vialidades, donde sus posibles clientes no encuentran lugar para estacionarse; todo lo anterior ha provocado un malestar generalizado de los habitantes de la ciudad.

Los problemas de movilidad urbana de la zona conurbada del valle de Querétaro y la falta de aplicación de un Plan Eficiente de Movilidad Urbana ha producido un hartazgo de los ciudadanos contra los servidores públicos autistas de las actuales administraciones públicas estatal y municipales. No es permisible que se continúen aplicando recursos públicos propiedad de la ciudadanía en obras de capricho que no mejoran la movilidad urbana, modificando la isóptica de la ciudad otrora orgullo de la ciudadanía. No es permisible que los servidores públicos manejen el presupuesto público como un coto privado, modificando leyes y reglamentos conforme a sus particulares intereses, anteponiendo su beneficio personal en todo lo que hacen.

No es permisible que la movilidad urbana de Querétaro se siga deteriorando en el valle, lo que nos obliga a reflexionar sobre el porqué de las actuales soluciones viales que no han servido para reducir los tiempos de traslado de personas y de bienes, soluciones que pareciera solamente han servido para garantizar jugosos contratos de obra pública a quienes han sido favorecidos con ellos por las actuales administraciones públicas estatal y municipal. La obra pública debe realizarse partiendo de la premisa que sólo se debe ejecutar para beneficiar a los habitantes. Si la obra pública no beneficia a la ciudadanía no debe realizarse.

Quienes vivimos en el Valle de Querétaro requerimos un Plan de Movilidad Urbana y un Programa Vial Integral para reducir el tiempo de traslado entre dos puntos conurbados, que produzca el descongestionamiento de las vialidades de alta y de baja velocidad, comprometiéndonos con programas y acciones para el mejoramiento de la movilidad urbana, preservando la historia, la arquitectura y la cultura, y promoviendo la consolidación del desarrollo para evitar que tengamos una catástrofe económica y social. Comentarios al correo electrónico   [email protected]

FOTO: REDES SOCIALES

Comentarios

Comentarios