Debe PRI cerrar duelo electoral, asegura Silvia

Queretana: Silvia Hernández Enríquez, ex dirigente de la CNOP, ex senadora, ex diputada federal y ex secretaria de Turismo habla a Plaza de Armas sobre el futuro del PRI. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN
Queretana: Silvia Hernández Enríquez, ex dirigente de la CNOP, ex senadora, ex diputada federal y ex secretaria de Turismo habla a Plaza de Armas sobre el futuro del PRI. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

A 25 años del asesinato de Luis Donaldo Colosio, a quien acompañó como dirigente nacional del sector popular, la queretana Silvia Hernández le ve futuro al PRI si cierra el duelo de la derrota del 2018 y se acerca a los jóvenes y a las mujeres con una visión moderna de país, reconociendo errores y aceptando los errores y los nuevos retos.

Entrevistada por el periódico PLAZA DE ARMAS, la política queretana que ha ocupado los más altos cargos en el partido y en el poder legislativo y la única en ser secretaria federal en toda la historia, afirma que México debe recuperarse las ideas del candidato presidencial ejecutado y hacerlas realidad desde el partido.

Silvia, a quien le faltó ser candidata al gobierno, a pesar de competir una y otra vez, reconoce haber luchado en contra de dirigentes priistas que no han entendido el tiempo de las mujeres y prefieren favorecer a las suyas.

Con todo, la varias veces senadora y diputada federal, ex directora del CREA y secretaria de Turismo con el presidente Ernesto Zedillo, afirma seguir en el PRI de por vida y dispuesta a participar en las tareas que se le asignen en la construcción del futuro.

Esta es la entrevista.

ASESINATO DE COLOSIO

Para Silvia Hernández tiene el PRI desafíos muy grandes, efectivamente. “Hay que ver para adelante, pero pensando en esa persona que fue nuestro candidato y tuvo una idea de futuro que alentó a los de nuestra generación. Creo que es la hora de traer al día de hoy ese México que se repitió tantas veces del discurso de marzo de ese año tan espantoso. El PRI perdió un  hombre central para nuestra historia, fundamental para mi generación, pero sus ideas están ahí y debemos compartirlas con los jóvenes. Yo tengo la impresión de que tenemos que hablar con los muchachos sobre lo que hay que imaginar para el país y dónde tienen ellos una plataforma desde el PRI.  No quiero decir que las ideas del pasado sean las mejores, quiero decir que hay cosas que no hemos hecho aún. El PRI joven o el PRI para y con los jóvenes debe hablar de eso”.

El PRI, sostiene la queretana, se ha destacado siempre por ser multigeneracional. Esa fue una de sus fórmulas exitosas. “A los jóvenes de mi época nos tomaban los tutores viejos, nos enseñaban, nos mostraban el camino y luego nos soltaban a la prueba. El futuro siempre es de los jóvenes, pero tienen un lugar los viejos porque se equivocaron, nos equivocamos, porque sabemos  donde estaban los obstáculos que no pudimos remontar”.

Advierte que el PRI siempre ha sido multigeneracional y no se puede equivocar. Tampoco puede poner a los viejos  en sustitución de los jóvenes, pero ese es uno de los engranajes que lo ha hecho sabio.

Se le pregunta si ve al PRI en los próximos procesos electorales y responde de inmediato “¡Claro que lo veo! Nada más que hoy va a tener que remontar el camino de la base hasta la montaña. Estamos ante una reciente derrota  de tal magnitud, tan grave,  que debemos saber que de ahí venimos y debemos de volver a subir. Sí lo veo, vamos a competir. Creo que nos está haciendo falta cerrar el duelo. Explicárnoslo solamente con un documento me parece insuficiente. El priismo tiene que volverse a ver a la cara. Tomarse de la mano y pensar que puede hacer cosas. En Querétaro hay muchas cosas que hacer”.

¿Y ahora están en el proceso de renovación de dirigentes?

Hay que usar la inteligencia que el PRI ha tenido siempre para resolver las cosas internas, señala. “Cuando la perdemos, perdemos todo. El PRI no se puede perder adentro. El PRI tiene que ganarse adentro para salir. Y ahora tenemos que combinar muy bien las fórmulas , acompañadas de un procedimiento que no nos haga perder. En el procedimiento hemos perdido. No siempre en la gente.  Y te lo digo con experiencia personal. Pensar bien las dos cosas: combinar las fórmulas, que no haya la comparación de que una es muy buena para unos y pésima para otros. Que tengamos fórmulas en las que haya energía, en donde podamos ver la posibilidad de reflejarnos hacia el futuro y con un procedimiento claro”.

¿Cómo ves a Silvia Hernández?

Yo apoyaré a mi partido, contesta. “Lo apoyo siempre. Yo voy a ser priista toda la vida. Así que mi partido cuenta conmigo. Estoy en comunicación permanente con mi dirigencia nacional, estoy invitada a eventos. Voy, pienso, escribo y me sumo. Me veo sumándome”.

¿Tiempo de mujeres también?

Tiempo de mujeres que los hombres no entienden, sentencia. “Las mujeres tenemos una tarea en el PRI en este aspecto. Tenemos que hablar con los hombre. Ellos no entendieron  que la cuota para las mujeres implicaba preparar más mujeres y llevar a las mejores a las posiciones. La cuota no se hizo para las más cercanas, sino para las mejores, pero como los dirigentes eran hombres y lo digo  con toda apertura, dijeron si tengo que poner a una mujer por qué no pongo a la mía. Y yo creo que allí, esa equívoca interpretación de que era un tiempo de mujeres,  lo único que ratificó fue que era tiempo de hombres”.

Eres la queretana que ha tenido los más altos cargos federales, pero te ha faltado uno…

“Por el que competí con toda fuerza y aquí lo puedo decir, ya pasaron muchos años, competí contra el presidente del partido. Aquí competí contra un partido que tuvo instrucciones de votar por otro candidato y aunque las posibilidades de mi propia candidatura y el equipo con el que iba eran muy altas,  tuve un sinnúmero de informaciones directas de cómo se le pidió al PRI en los municipios y en las secciones  que votaran por otro candidato. Entonces yo trabajaba en mi partido con un partido que quería que ganara otro candidato”.

Pero tú sigues siendo priista.

“Yo sigo siendo priista, remata. Está uno en las reglas del juego. Es el juego que yo escogí, es el juego que me gusta jugar, el que conozco y entiendo que hay tiempos de error y ese fue un tiempo de error”.

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios