CREARÍAN BURÓ DE SERVIDORES

Rumbo a San Lázaro: María Alemán, posiblemente la más joven de los próximos 500 diputados federales, habla de sus proyectos a PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN
Rumbo a San Lázaro: María Alemán, posiblemente la más joven de los próximos 500 diputados federales, habla de sus proyectos a PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro. FOTO: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Crear un Buró de Servidores Públicos para revisión y consulta de los tres niveles de gobierno, sujeto al Sistema Nacional Anticorrupción, propondrá en la próxima legislatura federal la diputada priista María Alemán Muñoz Castillo, adelanta a PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro.

A sus 28 años, la integrante más joven de la bancada del PRI y probablemente de la totalidad de los 500 miembros de la Cámara de Diputados, habla de los retos personales y como militante de un partido en proceso de reflexión tras su peor derrota.

Entrevistada en el  restaurante del 1810, en donde la saludan lo mismo ex dirigentes tricolores como Marco Antonio León  que colaboradores del gobernador panista o los asiduos a la mesa 24 de periodistas, la todavía diputada local -con blusa color vino y una cruz dorada en el cuello-  habla de su pertenencia y desacuerdos en el partido.

“No tengo coincidencia con la forma de hacer política de quienes lo dirigen (al PRI) en Querétaro; se ha confundido el término institucional con sumisión y no lo comparto” afirma quien rompió con la dirigencia estatal y fue reconocida y postulada por el comité nacional.

Hoy, tras los resultados del 1 de julio, ve la necesidad de aprender la lección y hacer cosas distintas, porque –está de acuerdo- “nos reformarmos o nos extinguimos”.

Como futura legisladora federal, integrante de la bancada priista más pequeña de la historia, entiende que no ganarán una votación en San Lázaro, pero pueden ganar el debate con causas y hasta convencer y sumar a contrarios con madurez y sensatez.

Así, comparte el llamado de la presidenta nacional Claudia Ruiz Massieu para hacer un diagnostico sobre la reforma del PRI, que en su opinión debe mantener los colores patrios y eventualmente cambiar de nombre, porque la sociedad ya no quiere saber de los partidos. Morena, el gran ganador, no se asume con ese nombre, advierte María Alemán.

Ella, abogada por la UAQ que debutó como regidora capitalina en el trienio 2012-2015 con el alcalde Roberto Loyola Vera y fue llamada “Caperucita” tras debatir con el panista Armando Rivera –viejo lobo de la política- en su toma de posesión, considera que fue un error pensar que tras el triunfo de Enrique Peña Nieto habían regresado para quedarse.

Eso y más deberán analizar los priistas en su plenaria del 20 al 24 del presente mes, en donde primarán los temas sobre transparencia, combate a la corrupción y eficiencia en el gasto público.

En lo personal considera que no debe revertirse la reforma educativa, aunque comparte con los legisladores de Morena en dar más recursos a la educación superior y en particular fijar un monto del presupuesto estatal para la Universidad Autónoma de Querétaro, acción ésta que corresponde al Congreso local.

Respecto de la reforma del partido considera indispensable consultar a la militancia, entendiendo que el sistema democrático mexicano ya cambió y saber ser una opción para los ciudadanos.

Por lo pronto, ella ha compartido con su nueva bancada la iniciativa para crear el Buró de Servidores Públicos, similar al de crédito que todos conocemos, para calificar a los integrantes de los tres niveles de gobierno y tenerlos en cuenta ante futuras oportunidades de trabajo. Este buró dependería del Sistema Nacional Anticorrupción.

Finalmente agradece María Alemán Muñoz Castillo la oportunidad que Nueva Alianza, en acuerdo con el Revolucionario Institucional, le han dado para formar parte de la actual Legislatura del Estado y espera representar dignamente a los queretanos en el Congreso federal.

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios