CONFIRMAN EN MICHOACÁN QUE ERA “EL APÁ”

FOTO ESPECIAL

El  secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Israel Patrón Reyes, confirmó este viernes que el hombre ejecutado en Morelia la mañana del jueves es Jesús Cancino Téllez, identificado como “El Apa” o “El Chuy Cancino”, originario de Apatzingán.

Detalló que según la información de inteligencia con que cuenta, este personaje tenía tiempo viviendo en Querétaro, donde encabezaba un grupo criminal, igual que en Tijuana.

La confirmación de su identidad, echar por tierra el intento inexplicable de la Fiscalía de Querétaro por encubrir al hoy occiso, toda vez que el fiscal Alejandro Echeverría negó en reiteradas ocasiones que se tratase del presunto narcotraficante.

En tanto, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles también confirmó que Jesús Cancino Téllez, alias El Apá, rematado la mañana del jueves en el hospital Acueducto de Morelia, se dedicaba al trasiego de drogas y vivía en Querétaro:

“La información está confirmada, que esta persona vivía en Querétaro y allá intentaron atentar contra su vida y privaron de la vida a una persona que era su chofer, y a él con una lesión se lo trajeron y hoy por la madrugada (jueves) algunos individuos le dispararon, pero es un tema que viene desde Querétaro”, explicó.

Subrayó que las investigaciones están a cargo de las fiscalías de Querétaro y Michoacán

Así las cosas, a pesar de que el fiscal del Estado de Querétaro, Alejandro Echeverría Cornejo quiso desmentir en reiteradas ocasiones la información revelada por PLAZA DE ARMAS en torno a que quien sufrió un atentado en Pueblo Nuevo el pasado 4 de septiembre, era Jesús  Cancino Téllez, conocido como “El apá Michoacano” y/o “El Chuy Cancino”, se confirmó oficialmente que el jueves por la mañana fue ejecutado en Morelia “El Apá”, quien de manera inexplicable fue dejado en libertad y abandonó el Hospital Ángeles de la capital queretana el pasado fin de semana para ser trasladado por su familia primero a un nosocomio de Morelia del que fue sacado y llevado a inicios de semana al Hospital Acueducto.

Y es que desde el intento de homicidio, donde falleció su chofer, Cancino Téllez permaneció resguardado en Querétaro por soldados de la XVII Zona Militar y policías estatales.

Pero al llegar a Morelia, solamente lo cuidaba un vigilante, quien fue sometido ayer, cerca de las 7:00 horas por dos sicarios que llegaron a la habitación del presunto delincuente, ubicada en el tercer piso.

Ahí, médicos del nosocomio lo preparaban para una intervención quirúrgica en la que le retirarían una bala. En ese momento ingresaron los sujetos armados y lo mataron de un tiro en la cabeza.

Inmediatamente se activó el código rojo, pero las autoridades no lograron detener a nadie.

QUE NO ERA EL APÁ

Fiscal General del Estado, Alejandro Echeverría Cornejo, insistió más de tres ocasiones que el hombre herido en Pueblo Nuevo no era un delincuente:

“No cuenta con antecedentes penales, es una persona coincidente con los apellidos de otro personaje y seguramente por eso se está confundiendo. Nosotros tenemos información de que los apellidos son coincidentes, no tenemos ninguna referencia de que se trate de este personaje”, señaló.

“No al menos en el estado de Querétaro, no tenemos información que se haya dedicado a alguna actividad de esa naturaleza, en otro estado, la única información que nosotros tenemos es su domicilio y referencia de dónde radicaba y el poco tiempo que tenía viviendo aquí”, indicó.

Y resultó que sí, que era El Apá.

NO “QUISO” QUEDARSE

Luego de conocerse la ejecución de Cancino Téllez, el fiscal Alejandro Echeverría dijo que los familiares de este “corrieron” con la responsabilidad de su traslado a Michoacán y deslindó a la Fiscalía de Querétaro, pues les habían advertido de los riesgos que corrían al llevárselo:

“A esta persona se le pidió no abandonar el estado, donde aquí se le estaría garantizando su seguridad y tranquilidad, sin embargo la familia insistió mucho en llevárselo durante el fin de semana… le hicimos saber que corría un riesgo y que ya no era absolutamente ninguna responsabilidad de nosotros, si él (la víctima) decidía abandonar el estado.

SOBREVIVIÓ 15 DÍAS

Fuentes de inteligencia, confirmaron el mismo 4 de septiembre a PLAZA DE ARMAS que el “ganadero” herido durante una emboscada   en el fraccionamiento Pueblo Nuevo, ubicado en Corregidora, Querétaro, era realmente uno de los objetivos prioritarios del gobierno federal.

Se trataba según estas fuentes oficiales de Jesús Cancino Téllez de 45 años, originario de Michoacán y segundo al mando de la Familia Michoacana, que tenía bajo su control las plazas de Querétaro y Tijuana.

Al momento de los hechos, se encontraba dentro de una camioneta Pick up blanca, acompañado de su chofer, Julián “N”, quien murió en el lugar.

En el sitio quedó la unidad que presentaba siete impactos de bala en la ventanilla del copiloto. Lo que confirmaría que iban por él.

Cancino Téllez, conocido como “El apá Michoacano” y/o “El Chuy Cancino” fue trasladado de inmediato al Hospital Ángeles de Querétaro, donde se reportaba grave y bajo resguardo de un importante dispositivo de seguridad que se incrementó con una docena de efectivos tras conocerse su verdadera identidad, toda vez que en su principio se informó que era un “ganadero”.

Ese mismo día, momentos después de los hechos, fue localizada una Cherokee negra en la que habrían escapado los presuntos agresores. La camioneta fue abandonada en la colonia Tejeda, muy cercan de donde fue la ejecución.

Según fuentes oficiales, este ataque podrían esta relacionados con la ejecución de otro hombre, 15 días antes, al interior de la Farmacia del Ahorro ubicada en Centro Sur, Querétaro.

En ese lugar fue asesinado una persona que había descendido de una camioneta Cayenne negra con placas para el Estado de México.

Sin mediar palabra, el sicario entró a la farmacia y descargó su arma contra el individuo que según la propia autoridad, era de Michoacán y tenía antecedentes relacionados con delincuencia organizada en Tijuana, Baja California.

Como ha informado PLAZA DE ARMAS, en las últimas semanas se han registrado al menos seis ejecuciones en la zona metropolitana de Querétaro.

Fuentes de la Sedena explicaron a PDA que estos hechos podrían estar enmarcados en la disputa que libran la Familia y el CJNG por la plaza queretana.

Comentarios

Comentarios