Celebran 102 años de la Fuerza Aérea

Foto: Víctor Polenciano
Foto: Víctor Polenciano

Para conmemorar el 102 años de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), se llevó a cabo una celebración en el Querétaro Centro de Congresos, donde pilotos retirados, en activo y elementos de la FAM se reunieron con el Comandante de la 17/a. Zona Militar, General D.E.M. Carlos César Gómez López, con motivo de la fecha.

Teniendo como marco la muestra “Fuerzas Armadas… Pasión por Servir a México”, el General Gómez López, destacó la hermandad  que existe entre el Ejército Mexicano, la Marina Armada de México y la Fuerza Aérea Mexicana, que en esta ocasión se han unido para festejar a esta última.

“Nos reunimos para celebrar el 102 Aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana. Como ustedes saben las tres Fuerzas Armadas estamos hermanados y hoy nos unimos a la celebración de la Fuerza Aérea, la cual estamos muy contentos que alcance su madurez de 102 años  y cada día nosotros trabajando de la mano”, indicó.

Luego de la reunión en el Querétaro Centro de Congresos, el Comandante de la 17/a Zona Militar, Gómez López, recorrió en compañía de tenientes y elementos de las fuerzas castrenses las instalaciones de la exposición militar que se ha desarrollado hasta el momento de manera exitosa.

Tecnología en las fuerzas armadas

En el marco del festejo de la FAM y de la expo, el Teniente, de Fuerza Aérea Piloto Aviador, Héctor Alexis Pérez Sánchez, mostró a PLAZA DE ARMAS, el Periódico de Querétaro, lo más avanzado en tecnología bélica no clasificada para las fuerzas armadas que pueden ser de conocimiento civil.

Se trata de dos aviones no tripulados o drones, cien por ciento mexicanos -el “Hidra G-1 y el Hidra S-4”- que fueron desarrollados por ingenieros de universidades mexicanas y cuyos componentes, incluida la manufactura del avión  son totalmente mexicanos, con excepción de las cámaras de largo alcance que son traídos de los Estados Unidos.

Está tecnología que complementa a los aviones bimotores que son utilizados en su mayoría para misiones de reconocimiento, tienen la virtud de sobrevolar a medianas alturas sin ser detectados, ya que la pintura con que son cubiertos así como los diminutos motores de dos pistones, lo hacen imperceptibles al momento de salir al campo y lo cual se complementa con las cámaras que tienen la capacidad de identificar rostros o incluso placas con nombres a grandes distancias, con una calidad y definición muy claras.

Según comentó el Teniente Pérez Sánchez, para que estas aeronaves puedan volar se requiere de tres personas: el piloto, que es quien controla el vespegue, vuelo y aterrizaje del avión así como un elemento para controlar la cámara, quien es el encargado de enfocar las zonas u objetivos a reconocer. Para que esto sea posible se requiere de un tercer elemento, el cual está en tierra y es el apoyo para que el dron pueda emprender su vuelo.

Sin dar más detalle, comentó que la FAM cuenta con una amplia gama de alta tecnología para las operaciones que lleva a cabo y que por razones de seguridad nacional, no pueden ser expuestas al público por el momento.

Víctor Polenciano

Comentarios

Comentarios