Augusto Isla

GOTA A GOTA

La incoherencia

En su segundo informe de gobierno, el ilustrísimo presidente municipal ha declarado que “disentir es una de las riquezas más grandes de la democracia”. A la vez, ha dicho que la crítica no lo detendrá. Entonces, ¿para qué disentir si no ha de escuchar, si la crítica no lo induce a la reflexión, si no es sino un concierto de perros que ladran? Si la verdad es suya, y nada más que de él, ¿para qué desgastarse en tales afanes. Pobre hombre! El cree que el bien superior de Querétaro en sus manos. A eso llamaba Voltaire “fanatismo”, Un poco de lógica e introspección, no le caería mal, sobre todo ahora que se ha desbocado el caballo de su ambición buscando nuevas y venturosas metas.

Comentarios

Comentarios