ARREGLEN EL CENTRO HISTÓRICO: NATALIA

Le decana del PAN habla a Plaza de Armas para el noveno aniversario de este medio. Foto: PDA
SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Arreglar el Centro Histórico, que está hecho un verdadero desastre, pide Natalia Carrillo García, al cumplirse hoy el 488 aniversario de la fundación de la Ciudad de Querétaro. Claridosa como siempre, la investigadora y decana del PAN arrea parejo en contra de los ambiciosos que han pisoteado sus principios. Con todo y sabiendo que la gente vota más por los candidatos que por siglas, destaca los perfiles de Ricardo Anaya, Lupita Murguía y Armando Rivera para el 2021, “tan incierto”.

Autora de libros sobre la historia de Acción Nacional en Querétaro y de nuestras delegaciones, monumentos y fuentes, la ex regidora y defensora del patrimonio cultural está alejada del partido al que apoyó y hasta financió por años y no conoce a sus actuales dirigentes ni participa en nada.

Tiene 90 años, pero no le hace. Habla sin filtros a PLAZA DE ARMAS, diario al que vio nacer y ha apoyado desde sus inicios, a pesar de las reclamaciones de algunos de sus compañeros.

Del gobernador Domínguez y el alcalde capitalino Nava prefiere no opinar, por respeto al PAN, pero de plano se molesta al escuchar el nombre de Marcos Aguilar. Prefiere resaltar el trabajo del gobernador Ignacio Loyola, al que amadrinó en sus inicios o de Ricardo Anaya, al que difamaron –por miedo- el PRI y Morena.

De eso y más habla en esta entrevista por el noveno aniversario de El Periódico de Querétaro.

Duele a Natalia Carrillo que en los últimos 15 años se han dejado de lado los principios de la doctrina de Acción Nacional “Que predican pero no practican”. Foto: PDA

INCUMPLEN PANISTAS DOCTRINA

PLAZA DE ARMAS: Se van a cumplir 80 años de la fundación del PAN, aunque aquí ya lo celebraron. ¿Usted cómo valora este hecho?

NATALIA CARRILLO GARCÍA: Voluntarioso, por no decir otro adjetivo, porque cuando se conmemora un acontecimiento, es en la fecha en que sucedió, no al capricho del gobernante en turno.

PDA: ¿Cree usted que se han cumplido los postulados de los padres fundadores del PAN?

NATALIA: No. Sobre todo en los últimos 10 o 15 años. Da tristeza y dolor, al menos eso me causa a mi, que los principios de la doctrina del partido los predican pero no los practican. Al contrario, hasta los pisotean.

PDA: La primera alternancia en Querétaro fue en 1997, con un joven empresario al que usted llevo a Acción Nacional, Ignacio Loyola Vera. De allá para acá ha logrado tres gobernadores, además de presidentes municipales, senadores y diputados. A dos años de las próximas elecciones, ¿Cree que el PAN retenga el poder?

NATALIA: Mire, sinceramente, es tan incierto el futuro de México, no solo de Querétaro, que ya no acertaría a hacer un pronóstico. Lo veo difícil para todos los partidos, no solo para el mío. Es una arrogancia, una sed de poder, una ambición, que no me explico verdaderamente cómo aspiran a un cargo público con ese tipo de pretensiones. El poder se hizo para ayudar al pueblo. Han pasado muchos años después de la Revolución, que no fue lo que Madero se proponía. La convirtieron en un pillaje todos los que participaron, tanto de un bando como de otro. Prometían y no cumplían, al contrario. ¿Quién salió perdiendo, como siempre, el pueblo pobre de México. Para mi el verdadero líder de la Revolución fue Emiliano Zapata. Los demás, puros convenencieros. Eso es lo que yo pienso. Que por cierto se está celebrando el centenario de Emiliano Zapata.

SE VOTA POR CANDIDATOS

PDA: Algunos de nuestros entrevistados ven la lucha en el PAN y Morena, en Querétaro. Ya no con el PRI.

NATALIA: Probablemente. Ya en la actualidad el pueblo no se fija tanto en el partido, por las decepciones que hemos llevado. Ya se fija más bien en la persona. Y esa persona que elijan será la que decida el futuro de Querétaro. Si es una persona honesta, trabajadora, preocupada verdaderamente por los problemas de México, a lo mejor queda otro que no sea de mi partido.

PDA: Decía Usted el año pasado que para la elección presidencial, que con Ricardo Anaya, mejor imposible. ¿Qué pasó con él?

NATALIA: A mi modo de ver, hubo una serie de calumnias, porque tanto los del PRI como los de Morena le tenían no miedo, sino ¡pánico! a que Ricardo quedara. Se dedicaron a desprestigiarlo y que causalidades que la víspera de las elecciones lo exoneraron. En cambio, en la actualidad, ¿ya cuántos han renunciado? Gente verdaderamente valiosa que tenía este señor (López Obrador). Como el ex secretario de Hacienda. Entonces, ¿qué pasó con Ricardo? El miedo que tenían a que quedara. Ricardo era lo mejor para México. Sí iba a tener que trabajar contra viento y marea, pero acabaron con él, en el sentido del desprestigio y la calumnia.

Todos contentos: La decana del PAN en Querétaro acompañada por Francisco Domínguez, Marcos Aguilar, Ricardo Anaya y Mary García Pérez. Foto: Archivo

RICARDO SERÍA DE LUJO

PDA: ¿Cree que Ricardo pueda ser una carta para el 2021?

NATALIA: Sería un candidato de lujo, aunque no haya nacido en Querétaro, como yo, somos queretanos de adopción. Nació el la Ciudad de México y yo en la capital del mundo, San Miguel de Allende.

PDA: Usted está en el libro de Personajes de Querétaro.

NATALIA: Mi cariño, mi amor por Querétaro, por trabajar por Querétaro, por elevarlo en su cultura, que es lo que tanta falta hace, cultura entre los gobernantes. Ya no tienen ninguna clase de aspiraciones en superar sus conocimientos y dice un dicho muy sabio que nadie ama lo que no conoce. Y como no conocen la historia ni la trayectoria de esta noble y leal ciudad de Santiago de Querétaro, reconocida a nivel mundial por la UNESCO, no se preocupan por conservar este Centro Histórico que está hecho pedazos, calles, casas, seguridad. Las banquetas y sobre todo los adoquines están en total abandono. Sufrimos al sacar todos los días a mi hermana en su silla de ruedas y atravesar la bocacalle frente al Teatro de la República. Les he mandado escritos desde el alcalde anterior a Nava (Marcos Aguilar) y no hacen caso. Pero eso sí hacen obras suntuosas, que es lo que a ellos les gusta para lucirse.

PDA: Aparte de Ricardo Anaya, ve Usted algún otro panista destacado para buscar la gubernatura?

NATALIA: Probablemente los haya, pero voy a ser sincera. Ya, por las condiciones de salud de mi hermana, estoy dedicada en cuerpo y alma a atenderla. También los años no pasan en balde. Mi situación de salud es muy delicada. No me puedo comprometer ya a nada y estoy alejada de las funciones, los personajes y los cargos que tiene actualmente el partido en Querétaro. Pudiéramos decir que sí los hay, pero no los conozco. Porque ellos, también, ya les serví, ya les saqué a flote. Tengo el orgullo de haber llevado a la silla del Gobierno del Estado al ingeniero Ignacio Loyola Vera, que es mi mayor triunfo y tengo también la satisfacción de haber escrito el libro de la historia del PAN, que creo que ni el diez por ciento de los actuales panistas conoce. No saben de nuestras raíces ni quiénes fueron los presidentes del partido, nada. Yo me preocupaba por dar cursos de capacitación. Toda mi vida. Y cuando ya no pude les insistí incluso a los que me han llegado a visitar, que por favor se preocupen por dar esos cursos de capacitación, pero no lo hacen. Y si lo hacen, lo ignoro.

NO OPINA DE PANCHO

PDA: Volviendo al tema de la Ciudad de Querétaro, que está cumpliendo (hoy) 488 años. ¿Cree usted que las generaciones actuales estén a la altura de su historia?

NATALIA: No. Porque la desconocen. No saben ni la fecha de la fundación. ¿Quiénes intervinieron? ¿Cómo se fue preparando la famosa batalla del Sangremal? Todo eso lo desconocen y es que, vuelvo a lo mismo, hay una ignorancia enorme. Hay grandes historiadores como don Valentín frías y el licenciado José Guadalupe Ramírez Álvarez a quien debo el amor que despertó en mi por Querétaro, por una conferencia promovida por el contador Jorge Gómez Eichelmann, recién llegado de San Luis Potosí.

PDA: De botepronto, le diré unos nombres y usted responderá lo que piensa de ellos.

NATALIA: Adelante.

PDA: Pancho.

NATALIA: ¿Mi opinión personal? Mejor no la digo. Me abstengo. No quiero ofender, aunque hay un dicho que dice que la verdad no peca pero incomoda. No quiero ofender a los de mi propio partido.

PDA: Luis Bernando Nava.

NATALIA: También.

PDA: Armando Rivera,

NATALIA: Armando fue un líder. Hay personas que me encuentran en la calle y me dicen ¿por qué no han vuelto a elegir a Armando Rivera? No es queretano y se ganó a los queretanos.

LOYOLA, MAGNÍFICO GOBERNADOR

PDA: Ignacio Loyola.

NATALIA: El ingeniero Loyola para mi es como Ricardo Anaya. Sufrió mucho. ¿Y por quién? Por los de su propio partido que no creían en él cundo andábamos en la campaña. Al  contrario, no lo apoyaron. ¡Ah!, pero a la hora que triunfó todos querían su tajada. Lo defino como un valiente por aceptar ese cargo después de tantos años que habíamos luchado por obtenerlo. Fue un hombre austero. No fue amante de lo que brilla. Además con una magnífica esposa, María del Carmen, que colaboró con él en una forma que no habíamos visto desde los tiempos de la esposa de don Juventino, Carmelita que fue ejemplar en su trabajo. Lógicamente no tenía colmillo político, se tuvo que hacer en el camino, por eso fue valiente porque sin haber tenido otros cargos con anterioridad en donde se van fogueando, aceptó el reto y fue un magnífico gobernador. Ahí tenemos todo lo que se le criticó: El Aeropuerto, el CRIQ y el Gómez Morín. Son obras. Lo que hizo fue brillante. Es de los poquísimos políticos que yo conozco que salen a la calle solos, sin guaruras, con la frente en alto, por su honradez como gobernante.

PDA: Mauricio Kuri.

NATALIA: Lo conozco poco. Casi nada. Me lo presentó Armando Rivera. Un día me lo encontré en el antiguo restaurante El Arcángel.

PDA: Marcos.

NATALIA: Usted quiere hacerme decir cosas feas. Nada quiero saber de él. Naaada. Traicionó los ideales del partido. Ya. Punto.

LUPITA, UNA BUENA CARTA

PDA: Lupita Murguía.

NATALIA: Magnífica mujer. También muy valiente, trabajadora e inteligente. Sería una buena carta del partido.

PDA: Agustín Dorantes.

NATALIA: No lo conozco. Se que es el presidente del PAN. Proviene de una honorable familia, la de los Lámbarri, que eran amigos de mi familia desde San Miguel de Allende. Fuimos vecinos en las calles de Hidalgo. Los hijos y nietos de su abuela fueron alumnos de mi hermana. Fui compañera de Angelita, pero a él (Agustín) no tengo el gusto de conocerlo. Nunca le he tratado y desde que él está nunca he tenido una invitación a nada del partido.

PDA. ¿Algo que desea agregar?

NATALIA: Un mensaje muy especial a las actuales autoridades. Que cumplan con su deber, de lo prometido y ¡por favor! Subrayado, se ocupen del Centro Histórico, que es un desastre, un verdadero desastre.

Comentarios

Comentarios