AÑO DE ESPERANZA, PREVÉ OBISPO 2019

Líder católico: Faustino Armendáriz, Obispo de Querétaro, en entrevista exclusiva con PLAZA DE ARMAS con motivo del año nuevo. FOTO: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ
Líder católico: Faustino Armendáriz, Obispo de Querétaro, en entrevista exclusiva con PLAZA DE ARMAS con motivo del año nuevo. FOTO: FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Desde su torre de servicio, el Obispo Faustino Armendáriz Jiménez avizora un 2019 con mucha esperanza para México, tanto desde el punto de vista eclesial como político y social, así como un Querétaro caminado con inercia positiva, a pesar de los tiempos de inseguridad y de enfrentamientos entre los propios mexicanos.

Así lo advirtió en entrevista exclusiva con PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, recordando que para el hombre y la mujer de fe tiene sentido la vida aún en los tiempos más críticos. Las dificultades se dan en la vida de los seres humanos y estarán siempre presentes, sin embargo desde la fe es menos difícil afrontarlas.

Por eso, dijo el pastor de los católicos, aún en las situaciones críticas, socialmente, económicamente e incluso eclesialmente tenemos que superar aquello que se manifiesta no solamente como un problema sino también como retos a asumir.

Fue entonces que le inquirió sobre ¿Cómo avizora el 2009 desde su atalaya? Desde mi torre de servicio, corrigió, creo que es un año con mucha esperanza eclesialmente hablando. Tendremos la oportunidad de continuar realizando nuestra tarea evangelizadora.

Y desde el punto de vista político y social considera también que hay una gran esperanza en un nuevo gobierno, pero al mismo tiempo incertidumbre porque a las personas y a las estructuras se les conoce por sus frutos y esperamos frutos positivos para México en este 2019. Sin duda con la ayuda de Dios, no solamente con la estrategia humana.

¿Y Querétaro? ¿Cómo ve Querétaro?

Querétaro va caminando, aseguró, y también tenemos la esperanza de que este caminar sea una inercia positiva. Creo que las reacciones a un nuevo gobierno ha generado una preocupación de estar más cerca de la gente, una preocupación de austeridad en todos aquellos gastos institucionales y por hacer las cosas bien.

Por eso, consideró el jefe de la Diócesis de Querétaro, esperemos y tenemos que mirarlo así con una actitud no solamente de optimismo sino de esperanza, porque la esperanza es mucho más que el optimismo.

Se le recordó que el Papa Francisco se adelantó a esto de la austeridad, porque desde su llegada planteó un nuevo esquema de vivir la religión desde la Iglesia y hacia fuera.

Sin duda, la propuesta del Papa Francisco está fundada en el Evangelio, opinó Armendáriz. El que la propuso fue Jesús. Qué bueno que el Papa Francisco  nos la recuerda y sobre todo nos la recuerda desde un punto de vista muy nuestro, con ojos latinoamericanos.

De tal manera, señaló, que mirando la realidad de nuestro pueblo la Iglesia camine con el pueblo. Que la jerarquía esté cerca del pueblo; los pastores que seamos pastores que, como dice él mismo, a veces vayamos adelante para guiar, a veces vayamos en medio para convivir y estar cerca de la gente, y a veces vayamos atrás para que nadie se quede relegado.

Por lo anterior, el obispo Faustino Armendáriz consideró que el Papa vino a refrescar con Evangelio a la Iglesia y a oxigenar con el estilo de vida de Jesús las estructuras que también necesitan un proceso temporal para poder realmente adecuarlas a lo que nos pide Jesús radicalmente en el Evangelio.

Especialmente en este 2019, año de mucha esperanza resumió en la entrevista con PLAZA DE ARMAS.

 

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS RAMÍREZ / SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios