Andrés Garrido del Toral

DIVO

QUERETALIA

EL QUERÉTARO INDUSTRIOSO

Tanta gente que ha venido a vivir a Querétaro y tantos jóvenes y niños que no saben por qué la principal arteria vial de nuestra ciudad lleva su nombre, Clemente González Vizcaya y su servidor nos permitimos hacer la siguiente semblanza del ingeniero Bernardo Quintana Arrioja, cuyo nombre en el desarrollo de México y Querétaro es más que la nomenclatura de un bulevar importantísimo para el tráfico cotidiano que es tan intenso.

VIDA Y OBRA

En el número 77 de la calle de Francisco Pimentel, por el rumbo de la colonia San Rafael, en la Ciudad de México, nace Bernardo Quintana Arrioja el 29 de octubre de 1919 a las 20:10 horas, hijo de Bernardo Quintana Ávalos, empresario del calzado y la pianista Ana Arrioja.
Durante 64 años la habita, la transforma, la mejora, la padece, pero más que nada, como todo buen amante, le deja una profunda huella en el lenguaje que domina: obras de ingeniería civil, construcciones que contribuyen a crear un mundo más habitable.

Estudió la primaria en el Colegio Franco Inglés, en la secundaria 3 y en la Escuela Nacional Preparatoria, donde recibió el número de cuenta 11631 que nunca más olvidaría. Ahí empezó una historia de excelencia como muy pocas.

Bernardo Quintana era un realizador, un constructor natural que descubrió muy temprano el amor por la Ingeniería. Por ello, con 18 años a cuestas, inició sus estudios en la entonces Escuela Nacional de Ingenieros en 1938 y los concluyó en 1942. Termina pues sus estudios de ingeniería civil en la Universidad Nacional Autónoma de México perteneciendo a la primera generación posrevolucionaria de ingenieros civiles.

Adoptó por filosofía un compromiso de entrega y servicio a México: “voy a hacer por mi país, ser por mi país y crecer por mi país”. En efecto, Bernardo Quintana encarna al egresado universitario sobresaliente, comprometido con su país y leal con la institución donde se formó; gratitud que expresó tanto con su presencia constante en los recintos universitarios, como en apoyo académico, económico y moral.

Aficionado a los toros, el fútbol y las peleas de box, Quintana Arrioja contrajo matrimonio a los 21 años de edad con Martha Rosa Isaac con quien tuvo 6 hijos

Bernardo Quintana fue fundador y primer presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción en 1953.

Presidió también la Cámara del Cemento y la Asociación Mexicana de Caminos. Creó y dirigió el Consejo Administrativo de Constructora Metro
Fue miembro fundacional de la Fundación Barros Sierra, de la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción, miembro número uno de la Academia Mexicana de Ingenieros y de la Real Academia Sueca de Ciencias e Ingeniería.

Apoyó diversas actividades académicas, culturales y deportivas, como la Orquesta Sinfónica del Palacio de Minería, el club de fútbol Pumas, construyó las escuelas de Ingeniería, Arquitectura, Comercio, Veterinaria, Odontología y Filosofía, así como los laboratorios de Ingeniería, Química y la Torre de Ciencias.

Escribió una vasta colección de títulos, en los que procuró el fomento de la ingeniería y de la explotación hidroeléctrica en América Latina.
En 1947 funda su gran compañía Ingenieros Civiles Asociados (ICA), a través de la cual logró crear obras urbanas, industriales y agrícolas; tanto en México como en diversos países de América Latina

El acta constitutiva de la empresa de Ingenieros Civiles Asociados fue firmada el 4 de julio de 1947, con un capital de 100 mil pesos, equivalente a 20 mil dólares de aquel entonces, con la idea de que fueran profesionistas mexicanos los que resolvieran los problemas de la ingeniería en México.

El primer contrato que firmaron fue para la construcción del multifamiliar Miguel Alemán, que estuvo conformado por mil 80 departamentos construidos en el 20 por ciento de un terreno de 40 mil metros cuadrados, el 80 por ciento restante se dedicó a jardines.

Este tipo de edificación fue una novedad en su género, en opinión de la constructora, de haberse imitado habría garantizado que la ciudad fuese cinco veces más chica de lo que es actualmente y contara con cinco veces más jardinería.

El conjunto de obras realizadas bajo la dirección de Bernardo Quintana es de 46 presas, 22 centrales termoeléctricas, 13 sistemas de riego, 6 sistemas de captación de ríos, 24 instalaciones portuarias, 12 oleoductos, 4 poliductos, 4 vías férreas, 57 carreteras nacionales, 28 puentes, 16 aeropuertos y 26 obras hoteleras, así como unidades habitacionales, instalaciones educativas, centros comerciales (como Plaza Satélite, Perisur y Plaza Universidad), universidades, hospitales, el sistema de drenaje profundo de la Ciudad de México y el Sistema de Transporte Colectivo Metro; también dirigió los proyectos de construcción de las hidroeléctricas de Chicoasén, Infiernillo, Malpaso y Santa Rosa.
Bernardo Quintana Arrioja en Querétaro

A mediados de los años 60s, obtiene terrenos aledaños a la hoy Av. Bernardo Quintana y emprende el desarrollo del Parque Industrial Querétaro.

Adquiere e instala múltiples empresas que producen insumos para la construcción, mismos que hicieron llegar capitales y empleos a la región, tales como HUBER, LINKBELT, CLARK, INDUSTRIA DEL HIERRO, TURBINA, SA. ELECTROFORJADOS, COMPACTO Y desde luego funda y construye una de las empresas más importantes y significativas de la historia empresarial de esta ciudad, “TREMEC”, empresa que en su mejor época productiva, pudo albergar a más de 6000 empleados; han pasado generaciones de obreros y profesionistas que son recordados por muchos de los queretanos de la época.

Con esta empresa el Ing. Quintana da inicio al que por muchos años fuera el parque industrial más importante del estado, “Parque Industrial Benito Juárez”

Sin lugar a duda la presencia e inversiones que el Ingeniero Bernardo Quintana realizó en esta ciudad, detonó el crecimiento económico de Querétaro, tal es el caso, que derivado de la compra de la Hacienda la Laborcilla y la creación y fundación de los parque industrial Querétaro, la Era y Benito Juárez, propician desarrollos adicionales de infraestructura vial e inmobiliarios, como la colonia Álamos y Jurica

Convenció al presidente Gustavo Díaz Ordaz, para modernizar el hoy libramiento, Bernardo Quintana, propiciando en todo su entorno desarrollos habitacionales modernos

Bernardo Quintana Rioja, no sólo fue un inversionista, constructor y visionario hombre de negocios, también coadyuvó en el crecimiento económico del estado, promovió inversiones y atrajo capitales que crearon miles de empleos a los queretanos.

Bernardo Quintana Arioja, fue un gran gestor para la entidad, convenció al presidente López Mateos, de bajar recursos internacionales para la construcción de la carretera de la Sierra Gorda y que no le costara un peso a Querétaro, eso sí, López Mateos le puso como condición que dicha carretera pasara por el mayor número de comunidades para llevar desarrollo y es por ello que se hacen tres horas de Santiago de Querétaro a Santiago de Jalpan y no dos como se hubiera podido hacer.

Otorgó dinero de su peculio para la construcción de las escuelas de Ingeniería y Química de la UAQ.

Donó parte de los terrenos donde actualmente está el Instituto Tecnológico de Monterey Unidad Querétaro.

En 1989 el H. Ayuntamiento de Querétaro impuso su nombre a la principal avenida de la ciudad de Santiago de Querétaro, impulsando esta idea ante el gobernador Mariano Palacios Alcocer el presidente de la Federación de Profesionistas Sergio Sánchez Corona, siendo Presidente Municipal Braulio Guerra Malo.

Todavía los chiquillos queretanos sesenteros lo veíamos caminar a manera de ejercicio en los llamados Parques Industriales, hoy Colonia Álamos, acompañado de su mejor amigo de aventuras empresariales, el ingeniero Gilberto Borja, vecinos ambos de la lujosa Primera Sección, vestidos de pants y tenis con sus muy sesenteras playeras oro y plata de sus muy queridos Pumas de la UNAM. Y hago este relato porque don Bernardo nos dotó a los queretanos de ese bello pulmón con árboles, pastos, campos de futbol y béisbol en un Querétaro que solamente contaba con la Alameda y el Cerro de Las Campanas para días de campo.
Homenajes en la inmortalidad a su recuerdo

Presea Ing. Bernardo Quintana Arrioja, reconocimiento que se otorga anualmente a los jóvenes del bachillerato de la UNAM, que se destaquen por: liderazgo, Patriotismo, Valor, Servicio o Excelencia Académica.

Rotonda de las Personas Ilustres (Cd. de México): donde actualmente se hallan sus restos inhumados.

Bulevar Bernardo Quintana, extensa vía de comunicación vital de la ciudad de Santiago de Querétaro.

Parque industrial Bernardo Quintana: zona industrial productiva de enorme importancia en el estado de Querétaro.

Busto y columna en la Rotonda de los benefactores de la Universidad Autónoma de Querétaro, Cerro de Las Campanas.

Comentarios

Comentarios