AMLO APOYA A MADURO Y ESTE ROMPE CON EEUU

México mantendrá una relación diplomática con el gobierno “legítimamente electo” de Venezuela, informó el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas.
Luego de que Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino de Venezuela, el funcionario mexicano dijo que no se reconocerá una “situación de facto”.
“El gobierno de México mantiene su postura de no intervención y resolución pacífica de las controversias internas e internacionales”, dijo en entrevista con Tania Díaz y Samuel Cuervo para MILENIO Televisión y agregó que se mantendrá “una relación con el gobierno legítimamente electo que encabeza Nicolás Maduro”.
“No hay ningún pronunciamiento directo. Mantenemos el estatus en el que están las relaciones con el gobierno actual y, en general, la postura de México es buscar o propiciar o demandar un diálogo entre las partes del conflicto interno venezolano”, dijo.
En Twitter, Ramírez Cuevas escribió que el gobierno mexicano analiza la situación en Venezuela y reiteró que “hasta el momento no hay ningún cambio en sus relaciones diplomáticas con ese país ni con su gobierno”
ROMPE MADURO CON EEUU
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este miércoles el rompimiento de relaciones con Estados Unidos, luego que el gobierno de Donald Trump reconoció al jefe legislativo, Juan Guaidó, como presidente interino.
“He decidido romper relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno imperialista de los Estados Unidos. ¡Fuera! Se van de Venezuela, aquí hay dignidad carajo!”, dijo Maduro, quien dio 72 horas a la delegación diplomática para abandonar el país.
Asimismo,maduro defendió que es el único jefe de Estado, horas después de que el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se haya autoproclamado “presidente encargado” del país para dar paso a nuevas elecciones.
“Solo el pueblo pone, solo el pueblo quita”, dijo Maduro, desde el Palacio de Miraflores, donde desembocó la marcha ‘chavista’ que se ha celebrado en respuesta a la jornada de movilizaciones opositoras de este miércoles.
La crisis política en Venezuela se agudizó el pasado 10 de enero, cuando Maduro inició un segundo mandato que la oposición y gran parte de la comunidad internacional no reconocen porque consideran que es fruto de un proceso electoral fraudulento que culminó con la votación del 20 de mayo.
La Asamblea Nacional aprobó cinco días después una resolución en la que define a Maduro como un “usurpador” del cargo y se arroga el Poder Ejecutivo, pero hasta ahora no había designado expresamente a Guaidó como nuevo presidente de Venezuela.
Ha sido el propio Guaidó quien lo ha hecho aprovechando el escenario que le han brindado las manifestaciones opositoras de este miércoles.

Comentarios

Comentarios