ALEJANDRO ANGULO / LAS CACTÁCEAS ESTÁN VIVAS EN QUERÉTARO

ENERGÍA Y MEDIO AMBIENTE

El jueves 10 de octubre se celebra el Día Nacional de las Cactáceas y de acuerdo a los registros se tienen 669 mexicanas y 518 son endémicas, de un total internacional de 1,400 especies.

Viven principalmente en zonas donde existe escasez de humedad, como es el caso de Querétaro, pero algunas también las podemos localizar en lugares cálidos y húmedos.

Las cactáceas son muy importantes en los ecosistemas secos (áridos) ya que dan protección a gran cantidad de especies. Muchas aves, reptiles y mamíferos utilizan sus ramas, troncos y raíces para hacer sus nidos y madrigueras. En Querétaro contamos con el Jardín Botánico Regional de Cadereyta, que es un lugar mágico, ordenado, bien atendido y por un especialista como lo es el Ing. Emiliano Sánchez, en donde se puede disfrutar una amplia variedad de cactáceas, sobre todo de las que tienen presencia en el estado. Ahí mismo en Cadereyta se encuentra la Finca Schmoll con más de 90 años promoviendo la conservación y el conocimiento de las cactáceas americanas. Y entre las especies más atractivas con que cuenta están “los viejitos” los cuales tardan aproximadamente 300 años en dar flor que es cuando se reproducen, y llegan a vivir un promedio de 500 años.

Los cactus son verdaderos ejemplares de eficiencia hídrica, y sus hermosas flores y apetitosos frutos alimentan a gran diversidad de insectos, aves y murciélagos. Además, protegen el suelo contra la erosión y captan el agua y la humedad.

En la Ley de Biodiversidad del Estado de Querétaro, en su Artículo 36. Se declara como emblema de la diversidad biológica del Estado de Querétaro la especie vegetal “Mammillaria herrerae Werderm (Cactaceae)” por su carácter endémico, su color blanco de pureza, su forma esférica que proyecta la integración que contiene todos los organismos vivos, su flor carismática y su eficiencia hídrica.

Las especies de cactáceas tienen importancia cultural y gastronómica como en el caso del nopal que aparece en la historia mexicana y se refleja desde hace más de cientos de años. Y de acuerdo con el Atlas Agroalimentario 2012-2018 que el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera publica, la superficie destinada al cultivo de nopalitos tan sólo en el 2017 alcanzó las 12 mil 731 hectáreas, las cuales generaron un volumen que supera las 829 mil toneladas.

Pero debido a su belleza, su valor alimentario y medicinal, se trafican de forma ilegal muchas de nuestras cactáceas al interior y en los mercados internacionales. En Querétaro es muy penado el tráfico ilegal y sobre todo de las especies endémicas del estado.

Disfrutemos de nuestra riqueza natural difundiendo, protegiendo y reproduciendo e incorporándola en los espacios públicos verdes.

Comentarios

Comentarios