Adele rompe premio Grammy en dos para compartirlo con Beyoncé

Adele recibe el Grammy al álbum del año por "25" el domingo 12 de febrero del 2017 en Los Angeles. (Foto por Matt Sayles/Invision/AP)
Adele recibe el Grammy al álbum del año por “25” el domingo 12 de febrero del 2017 en Los Angeles. (Foto por Matt Sayles/Invision/AP)

En un momento extraordinario entre las dos estrellas de la música, Adele superó a Beyoncé en las tres categorías principales de los premios Grammy. La intérprete británica, sin embargo, dijo que su contendiente merecía el premio al álbum del año.

Los Grammy incluyeron actuaciones memorables de artistas como Bruno Mars y A Tribe Called Quest, grandes victorias de Chance the Rapper y David Bowie, y algunas fallas inusuales el domingo, pero todo eso fue opacado por el triunfo de Adele y cómo ésta respondió. La Academia de la Grabación no hizo nada para apaciguar las críticas de que los artistas negros suelen ser eclipsados en las categorías principales por músicos blancos más conservadores.

“Hello” de Adele se llevó los Grammy a la canción y la grabación del año y la interprete hizo alarde de sus reconocimientos. “Es mi canción favorita de las que he hecho”, dijo.

Su victoria en el rubro de álbum del año resultó algo más sorpresiva. “25” fue un superéxito de ventas, pero “Lemonade” de Beyoncé recibió elogios más fuertes de la crítica como una declaración artística. Entre lágrimas, Adele le agradeció a la academia por el reconocimiento y habló de manera conmovedora sobre cómo recuperó un poco de sí misma tras experimentar dificultades con la maternidad. Entonces se dirigió a Beyoncé para alabar “Lemonade” como un álbum monumental y hermoso en el que la cantante estadounidense desnudó su alma.

“La razón por la que sentí que debía decir algo es que para mí el álbum del año es ‘Lemonade”’, dijo Adele más tarde, “Ella es mi ícono de toda la vida”.

Relató que en sus años de estudiante estuvo ensayando una canción de las Spice Girls para un acto de la escuela hasta que sus amigas le enseñaron a Beyoncé cantando “No No No”, un tema de Destiny’s Child de 1997.

“Es su momento de ganar”, dijo Adele. “¿Qué demonios tiene que hacer ella para ganar álbum del año? Siento que en este álbum mostró otro lado que no habíamos visto y me sentí bendecida de ser llevada a esa situación”.

Beyoncé ganó dos Grammy y fue ovacionada por una interpretación visualmente impresionante de “Love Drought” y “Sandcastles”. Quizás al sospechar que sería su última oportunidad, se tomó el tiempo para explicar su idea detrás de “Lemonade” al recibir el premio al mejor álbum urbano contemporáneo.

“Mi intención con este filme y álbum fue crear un cuerpo de trabajo que le dé voz a nuestro dolor, a nuestras luchas, nuestras dudas y nuestra historia, para enfrentar los problemas que nos incomodan”, dijo Beyoncé, quien está embarazada de mellizos.

 

Comentarios

Comentarios