ROSSY MARTÍNEZ/ENVIADA

Tequisquiapan.- Nosotros recibimos un municipio quebrado y desmantelado en todos los sentidos; señaló el alcalde tequisquiapense Antonio Mejía Lira, al referir porque no ha hecho el incremento salarial a los elementos policiacos de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal, dijo haber recibido una policía con una patrulla funcionando y con 10 litros de gasolina, y se tenía la prioridad de incrementar el número de patrullas antes que el salario.

“Estamos por incrementar el salario, pero había prioridades y urgencias, que caso tenía en ese momento con el recurso que nos pusieron, hacer un plan financiero, ¿o más patrullas o aumentar el salario?”.

Mejía Lira, subrayó que el tema de la Seguridad Pública en Tequisquiapan, es un problema estructural, debido a que todas sus vertientes se tienen que atacar de fundo a través de programas de inclusión social, “en el aspecto pragmático tiene que ver con recursos materiales y financieros, y por lo menos a los policías primero se les trate dignamente, con respeto a su condición de seres humanos”.

El munícipe tequisquiapense agregó que, es necesario que primero se dote de equipos de radio comunicación sofisticados, así como de unidades de patrullas, “hoy tenemos 33 vehículos funcionando en materia de seguridad pública, (…) nosotros tenemos que ir por etapas, y el tema en Tequisquiapan es punto y aparte”.

Dijo que el haber sido excluido del programa del FORTASEG, también afectó las acciones policiacas de la entidad, “hubo un compromiso con la Secretaria de Seguridad Ciudadana en el Estado, con apoyarnos con un Fondo de Aportación en Seguridad Pública que maneja Gobierno del Estado, el cual no se nos ha sido aportado”.

“En junio se les incrementará ya su salario, porque no se podían incrementar salarios sino se tenían los instrumentos y los medios para poder trabajar”.

 

Comentarios

Comentarios