20 TAXISTAS MUERTOS

Alerta amarilla: La directiva de Taxitel, encabezada por Julio Guerrero, a la derecha y Pedro Pérez Sosa, sentado, protestó este miércoles por el secuestro y asesinato de taxistas en Querétaro. FOTO: PLAZA DE ARMAS
Alerta amarilla: La directiva de Taxitel, encabezada por Julio Guerrero, a la derecha y Pedro Pérez Sosa, sentado, protestó este miércoles por el secuestro y asesinato de taxistas en Querétaro. FOTO: PLAZA DE ARMAS

Con 16 taxistas asesinados el año pasado y cuatro en lo que va del primer trimestre, 20 en total, sólo de los amarillos, Querétaro no puede ser la capital de la paz como lo pretende el alcalde Luis Bernardo Nava, afirmaron este miércoles los dirigentes de la agrupación Taxitel Plus, exhortando a las autoridades municipales y estatales a abrir los ojos y destaparse los oídos.

Julio Guerrero y Pedro Pérez Sosa, representantes de la organización, advirtieron que hasta hace poco se hablaba de Mechaca III, Cerrito Colorado, Bolaños y otras colonias como zonas peligrosas, pero hoy ya es toda la zona metropolitana, porque los asaltan hasta en Jurica.

Entrevistados por PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, dijeron que el gobierno local pretende tapar el sol con un dedo al negar el crecimiento de la delincuencia, cuya brutalidad va también en ascenso.

El argumento, en la mayoría de los ataques a taxistas, es el robo, cuando lo más que obtienen son 300 ó 500 pesos de la cuenta o lo que pueden quitarle al vehículo.

La situación ya es grave, advirtieron el presidente y el gerente operativo de Taxitel Plus, y no ven respuesta de las autoridades ante los planteamientos que han hecho ante la Secretaría de Gobierno de Marcos Aguilar Vega y el Instituto Queretano del Transporte, encabezado por Alejandro López Franco, a quienes pidieron destaparse los oídos y abrir los ojos.

De acuerdo con los datos de la organización, hay 4,700 concesiones de taxis en la zona metropolitana y 7,000 en todo el estado, sin contar a los particulares que operan con aplicaciones, que serían otros 3,000 según sus cálculos.

Se quejaron Julio Guerrero y Pedro Pérez Sosa de la fala de atención y burocratismo de la Fiscalía, porque en lugar de ayudar estorban, como ocurrió en el último asalto de Jurica, en donde con el apoyo de radiocomunicación de los taxistas se logró ubicar el vehículo robado en La Solana, delegación de Santa Rosa Jáuregui, y se tardaron una semana para devolverlo, en el papeleo burocrático.

Aplicarse, demandaron los taxistas al gobierno de Pancho Domínguez y el ayuntamiento de Luis Bernardo Nava, al que pidieron hacer efectivo lo de la Ciudad de la Paz, que tanto ha proclamado y resulta totalmente falso.

Van 20 taxistas asesinados. 16 del año pasado y cuatro en lo que va del 2019. ¿Cuántos más? Se preguntaron, exigiendo que el gobierno cumpla con su obligación de dar seguridad a todos los ciudadanos y a ellos que prestan un servicio público

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios