SERGIO A. VENEGAS RAMÍREZ / SEIS MESES DE PANDEMIA; NADA QUE CELEBRAR

 

PLAZA DE ARMAS

  • Visita de Santiago Nieto a Omar García Harfuch
  • Victoria de “El Marro” tras liberación de los padres
  • Envió Papa Francisco palio al Arzobispo Faustino
  • Que no vayan al grito a CDMX pide Martina Pérez

La vida no vale nada, aquí tampoco: Sabino

Mal agüero.

Las señales en torno al fin de la pandemia no son nada alentadoras. Ayer lunes, la Organización Mundial de la Salud explicó lo que los expertos prevén, a seis meses del inicio de la alerta sanitaria. “Lo peor está por venir” declaró el director general de la  OMS , Tedros Adhanom Ghebreyesus, al hablar de la atmósfera de división política global y de fracturas a nivel político que dificultan el combate de la pandemia.

“Con este tipo de ambiente y condiciones, tememos lo peor. Han pasado seis meses del brote del nuevo coronavirus y la pandemia está lejos de haberse acabado”, dijo.

Sus declaraciones se dan en el marco de los 10 millones de contagios, alcanzados el domingo pasado y el medio millón de muertos por el coronavirus.

Pero siendo egoístas y dejando de lado la situación mundial, México es señalado por ese organismo, junto con Brasil y Chile, como las naciones latinoamericanas donde desde mediados de mayo se ha acelerado preocupantemente el número de contagiados.

De hecho, en nuestro país, estados como Tamaulipas, que contaban con buenos números y no tuvo semáforo rojo desde hace un mes, deberá entrar en cuarentena al experimentar un incremento preocupante de contagios y muertes.

Pero aún, la Ciudad de México entró ayer a semáforo naranja y en 15 días sabremos cuál fue el costo de la medida.

Estoy de acuerdo, la gente necesita salir del confinamiento, necesita trabajar, ganar dinero. Las empresas que no han quebrado requieren reactivarse y el gobierno no apoya realmente a los más afectados en esta pandemia. Es cierto.

El tema son los cómos. Es evidente, al menos en Querétaro, que la autoridad fue rebasada desde el inicio de la pandemia. Las manifestaciones del personal de salud ante la falta de insumos para realizar sus labores, son una muestra de ello.

O la insuficiencia de inspectores para cerrar negocios no esenciales que abrieron prácticamente durante toda la cuarentena sin medidas de protección, convirtiéndose en focos de contagio.

Por no mencionar algunos protegidos del gobierno, como la familia González Rivas que abrió clandestinamente uno de sus bares, la Selva Taurina de avenida Universidad, durante varias semanas y que finalmente fue clausurado.

Y qué tal las cantinas y marisquerías en el sitio conocido como La Playa, allá por los rumbos de Mompaní, clausurados un fin de semana que atendían a más de 500 personas. Algunos de los comerciantes abrieron a la otra semana.

En medio de toda esta situación, mientras la OMS dice que nos preparemos para lo peor y la autoridad federal pierde toda la confianza ciudadana, en Querétaro se espera que en los próximos días comience el incremento de contagios, derivado de la apertura ordenada el 17 de junio por el gobernador Francisco Domínguez, a pesar de que el subsecretario Hugo López Gatell nos pintaba de rojo.

Hace doce días, cuando se reactivó Querétaro, teníamos 1 mil 657 casos positivos en todo el estado y 220 muertos. Ayer el conteo nos daba más de 2 mil 70 contagios y  285 defunciones.

Eso sin contar el pico que se espera inicie esta semana.

Y mientras tanto, el gobernador Domínguez sigue guardado por no sé qué razón, bajo el argumento de que no quiere que su equipo y quienes asisten a sus mítines, se contagien.

Lo cierto es que si tanto les interesara la salud de los queretanos, hubieran organizado bien la reactivación económica, con estrictas medidas de sanidad y distanciamiento social.

Basta con darse una vuelta por el Centro Histórico a eso del medio día, para corroborar cómo ha fallado la estrategia gubernamental.

Lo peor está por venir.

Normalidad queretana: Así la Avenida Zaragoza de Querétaro, ya con semáforo naranja, a pesar de que la OMS advierte que ” lo peor está por venir”.  Dios nos agarre confesados. FOTO: FRANCI OH!

-OÍDO EN EL 1810-

Cortesía.

Visitó el queretano Santiago Nieto Castillo, jefe de Inteligencia Financiera, al secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harcuch, tras el atentado que sufrió el viernes pasado. Desde Médica Sur, Nieto posteó una foto con este personaje a quien reconoció y le deseó pronta recuperación. Como dato, en la foto, entre Harfuch y Nieto, se observa un chaleco táctico y un fusil.

Por si se ocupa.

-¡PREEEPAREN!-

Libre.

José Antonio Yépez Ortiz debe estar muy contento: En menos de una semana fueron liberados sus padres, tras ser detenidos en distintos días y operativos, por ser supuestamente operadores del Cártel Santa Rosa de Lima.

José Antonio y María Eva están ya en libertad, mientras el gobierno federal acusa un alto nivel de corrupción en el gobierno de Guanajuato, lo que –argumentan- ha permitido la liberación de casi todos los detenidos vinculados a Yépez Ortiz.

En tanto, los ciudadanos siguen siendo objeto de extorsiones, levantones, secuestros, robos y asesinatos.

Es indignante.

-¡AAAPUNTEN!-

Insignias.

Este lunes, día de San Pedro y San Pablo, iba a imponer el Papa Francisco el palio a 54 nuevos arzobispos, incluido el de Durango, don Faustino Armendáriz Jiménez, lo que no fue posible por la contingencia sanitaria.

Sin embargo el Santo Padre celebró la misa y bendijo los ornamentos que serán entregados por los nuncios en las arquidiócesis de los respectivos país.

Igual está pendiente el nombramiento del décimo obispo de Querétaro.

Como se recordará, Faustino fue despedido el 31 de octubre del año pasado -”no me voy, me llevan” dijo- y desde entonces está al frente de la diócesis el obispo emérito Mario de Gasperín, en su calidad de administrador diocesano.

Las cosas de Dios, son de Dios.

-¡FUEGO!-

Atento aviso.

Que no vayan al Grito a la Ciudad de México para que no se contagien, pidió a los queretanos la directora de Servicios de Salud, Martina Pérez Rendón, luego de anunciarse que el presidente Andrés Manuel López Obrador sí va a cumplir con el rito la noche del 15 de septiembre.

Tiene razón, para que ir al Zócalo si puede uno adquirir el Covid aquí.

¡Porca miseria!

 

Blindados. El zar antilavado, Santiago Nieto, visitó al secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch tras el atentado que sufrió. Subió foto del encuentro, en la que se aprecia un chaleco táctico y armamento del funcionario capitalino, por aquello de las dudas. FOTO: TWITTER

Comentarios

Comentarios