SERGIO A. VENEGAS RAMÍREZ / MÉXICO ANTE EL RIESGO DE UNA GRAVE CRISIS

PLAZA DE ARMAS

  • Covid-19: Que siempre sí sirven mascarillas
  • En el PRI de Querétaro corrieron a aviadores
  • Pancho no se contagió en la Copa Roca: Seseq
  • En Morena no quieren tampoco al edil Ochoa

Ya vendrán tiempos peores: SabinA

Riesgo.

La inconsciencia social y la falta de firmeza del gobierno federal a la hora de permitir que la gente salga de sus casas a libre albedrío, nos ubica en una situación de gran riesgo, peor que la vivida por países como España e Italia. Ello, porque a pesar de tener el ejemplo de la tragedia europea, donde han muerto tan solo en esos dos países más de 22 mil
muertes.

Italia, por un lado, tiene más de 110 mil casos de COVID-19 confirmados y 13 mil 200 muertes.

En tanto, España supera los 104 mil infectados y 9mil 400 muertos. Ambos países, como ya se ha dicho, En el primer caso, de acuerdo con el profesor de Epidemiología de la Universidad de Hong Kong, Benjamin Cowling, entrevistado por Telesur, mientras otros países controlaban a más de 10.000 personas por día, identificando los casos desde que tenían síntomas leves, Italia no se acercaba a esa cantidad.

Asimismo, explicó que Italia enfocó sus pruebas en aquellas personas muy enfermas en los hospitales, priorizando por tanto a los casos graves y de riesgo, pero “si estuvieran controlando a la comunidad en general, incluso a aquellos con síntomas leves, encontrarían muchos más casos y la gravedad sería muchísimo más baja”.

Por lo tanto, considera que una de las razones por las que Italia es un país con tanto impacto del coronavirus, ha sido la no contabilización ni control a tiempo de los casos.

Como en México. Esto sin contar que los italianos tienen uno de los sistemas de salud más robustos de Europa, algo que nosotros no podemos presumir.

Volviendo a Italia, el propio alcalde de Milán, Giuseppe Sala, sin percepción de riesgo, lanzó a inicios de marzo la campaña Milán no se detiene, que hacía frente a las pérdidas económicas que ocasionaban una posible cuarentena, y demostraba que la ciudad seguía abierta y funcionando.

No fue hasta el 10 de marzo que las autoridades italianas determinaron medidas de aislamiento para todo el país, con el fin de ralentizar la propagación del virus.

El primer ministro Guiseppe Conte declaró que trataban de evitar “los movimientos en toda la península, con excepción de casos de necesidad, por motivos laborales o de salud”. No fue hasta el 11 de marzo que decretó medidas más drásticas como el cierre de todas las actividades económicas y negocios en el país, excepto aquellos como farmacias y supermercados.

Según el infectólogo argentino Eduardo López, los italianos “lo hicieron tarde” cuando habían superado los 3.000 casos”, por lo que “los muertos son los que vienen de atrás, internados antes de la cuarentena máxima, los que estaban en terapia intensiva o en terapia intermedia porque la otra estaba colapsada”.

España es el segundo país de Europa con más contagios con 17.963 casos, y se ha comportado de manera similar a Italia, aunque ha tomado como referencia algunas acciones y se ha adelantado un poco más.

Según un investigación conducida por el colectivo de profesionales de la comunicación de
Misión Verdad, países como Italia, España y Francia, iniciaron un esquema de contención
acorde a los protocolos de la OMS, medidas entre las que se encontraban la detección de casos en instalaciones aeroportuarias y el aislamiento de los que se encuentran bajo sospecha.Al respecto, reiteraron que una de las fallasfue “subestimar el patrón y forma de proliferación del virus.

“A mediados de enero y hasta inicios de febrero, cuando las autoridades creían tener contenido el virus al retener y confinar personas bajo sospecha o confirmadas, ya había proliferación sin que las autoridades lograran detectarla, acentuándose la multiplicación de casos ocultos o casos reales”, refiere la investigación.

En el caso de México, aunado aunado a la falta de liderazgo desde Palacio Nacional, se suma la casi nula aplicación de pruebas para detectar
el coronavirus.

Por no hablar de gobiernos como el de Claudia Sheimbaun, que se han negado –en la práctica- a parar actividades no esenciales, lo que seguramente llevará a partir de la semana entrante a un crecimiento desmedido de la cifra de infectados y muertos.

Ojalá me equivoque.

Así está el Centro sin ti: Imagen inusual de la zona histórica ciudad de Querétaro en tiempos del Coronavirus, FOTO: F RANCI OHH!

-PALACIO DE LA CORREGIDORA

Debate.

Mientras entes como la Organización Mundial de la Salud recomiendan “la gran importancia de la higiene frecuente de las manos y la limpieza y desinfección del medio”.

Y remarca “ la relevancia de mantener las distancias y evitar el contacto cercano y sin protección con personas con fiebre o síntomas respiratorios”.

Pero no recomienda el uso de mascarilla para la población general: lo apropiado es que el personal sanitario use máscaras de tipo FP2 Y FP3, junto a gafas y trajes de protección, para no contagiarse, mientras que cualquier individuo use mascarillas quirúrgicas, no para no contagiarse sino para no contagiar a otros.

Bueno, pues resulta que George Gao, director general de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de China, tiene a su cargo a 2.000 empleados y ha participado en algunos de los primeros y más importantes estudios sobre el SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19 concedió una entrevista a «Sciencemag.org» donde este experto en virología e inmunología, doctor en la Universidad de Oxford y que también se formó en la Universidad de Harvard, reflexionó sobre las lecciones que la epidemia del coronavirus ha dejado en China. En base a estas enseñanzas, ha avisado del «gran error» que se está cometiendo en Europa y Estados Unidos.

“En mi opinión, el gran error es que la gente no se está poniendo las mascarillas. Este virus se transmite por gotitas y por contacto cercano. Por eso tienes que llevar una máscara, porque cuando hablas siempre salen gotas de tu boca. Mucha gente tiene infecciones asintomáticas o presintomáticas. Si llevan máscaras, pueden evitar que las gotas cargadas de virus escapen e infecten a otros”.

Por cierto, ayer mismo, Austria se unió al pequeño club de países europeos, entre los que está República Checa y Bosnia-Herzegovina, que harán obligatorio el uso de máscaras en espacios públicos.

Algo sabía el gobernador de Querétaro, Pancho Domínguez, quien a pesar de las críticas,
compró 300 mil mascarillas que supuestamente no servían para nada.

El que sabe, sabe.

-OÍDO EN EL 1810-

Limpia.

El presidente estatal del PRI, Paul Ospital ha comenzado a reducir plazas heredadas de la anterior dirigencia. Entre estas, hay dos o tres aviadores que se mueven en redes sociales en claro golpeteo político.

Y habrá más.

-¡PREEEPAREN!-

Copa Roca.

Dice la Secretaría de Salud del gobiernode Querétaro que Pancho Domínguez no se contagió de COVID-19 en la Copa Roca, celebrada en el colegio Fontanar hace 15 días.
Que el virus lo pescó hace como seis días y está en franca recuperación.

Enhorabuena.

-¡AAAPUNTEN!-

Espantados.

Algunos cercanos al prócer local (y otros no tanto) andan inquietos porque no saben si les pegó el virus o no. Hasta el de Protección Civil, Gabriel Bastarrachea, ya aclaró que a él no lo contagió.

Por si estaban con el pendiente.

-¡FUEGO!-

Apestado.

Alejandro Ochoa Valencia, el etílico presidente municipal de Colón, no es de
aquí ni es de allá. En Morena reaccionaron de inmediato, no quieren al renegado
del PAN. Y le aplicaron la sana distancia.

¡Porca Miseria!

Comentarios

Comentarios