SERGIO A. VENEGAS RAMÍREZ / ATENTADO: EL MENSAJE FUE PARA EL PRESIDENTE

PLAZA DE ARMAS

  • Reconoce Santiago Nieto operación aquí del CJNG
  • Cae Noé Israel Lara Belman, El Puma, jefe de plaza
  • Sentencian a homicidas de Nancy Guadalupe Morales
  • Gobierno Federal ya nos puso en Semáforo Naranja

 

¡Convénzalo!: Sabino

Sucedió.

El 21 de octubre pasado, escribíamos en este espacio que “la liberación de Ovidio Guzmán, fortalece la versión del Cártel Jalisco Nueva Generación sobre un acuerdo tácito de la federación con los de Sinaloa. Y eso, sea o no cierto, enardecerá las de por sí virulentas acciones de esa organizaciones criminal que ya ha tocado la puerta de Querétaro. Al tiempo”.

El atentado del viernes al secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar García Harfuch, se debe entender como la alzada de esa organización delincuencial contra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Y es que el funcionario de la administración capitalina es, sin lugar a dudas, uno de los civiles más valiosos para la 4T en materia de inteligencia y manejo de seguridad, según información del gobierno de Estados Unidos, que durante dos décadas lo ha especializado en áreas que maneja la DEA, el FBI y la Agencia Nacional de Seguridad.

Por eso no debe verse como un golpe a cualquier funcionario. No es así.

El CJNG, sabía a dónde se metía y los efectos que esa acción tendrían. Tan es así que decidió no sacrificar a ninguna de sus células instaladas en el centro del país. Por eso contrató a un puñado de hombres con poca preparación, pero con las ganas abrirse paso en el que es hoy por hoy el cártel más numeroso, violento y con mayor capacidad económica del país.

28 criminales a los que dotó de:

5 Fusiles .50 tipo Barret

1 lanzagranadas

7 granadas

35 armas largas

8 pistolas

39 chalecos tácticos

51 bombas molotov

96 cargadores

2800 cartuchos

1 inhibidor de señales…

Y luego de tres semanas de tenerlos en casas de seguridad, les dieron la orden de atacar. Se dividieron en tres células para no dejarlo escapar. El atentado se realizó en Lomas de Chapultepec, el corazón económico y político del país. Ahí, el grupo criminal lazó el ataque:

Los sicarios llevaban 40 armas de distintos calibres, 96 cargadores y más de 2 mil cartuchos.

En el lugar, peritos de la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México localizaron 414 cartuchos percutidos que no alcanzaron su objetivo, pero si mataron a una civil y dos escoltas.

Este golpe desestabilizador, seguramente no será el  primero ni el último del sexenio.

Y debe llevar a reorientar la estrategia nacional en el combate a la delincuencia organizada, pero también de la protección a funcionarios, comenzando por el presidente López Obrador, que se mueve por tierra en camionetas presumiblemente sin blindaje, con poca seguridad y sin trabajo de inteligencia previo ni durante sus giras.

Este ataque a García Harfuch es, desde mi opinión, un mensaje al presidente de la República: Podemos ir por cualquiera donde sea y a la hora que sea.

Y entiendo que el mandatario no quiera modificar sus esquemas de traslado ni revivir al Estado Mayor, pero sus asesores, el Ejército y la Marina, deben hacerlo cambiar de opinión.

El gobierno federal sabía que el CJNG trataría de atentar contra alguno de sus cercanos. Así lo escribió el periodista Raúl Rodríguez Cortés el 17 de junio:

“El jueves anterior (11 de junio) el gabinete de seguridad, encabezado por el presidente López Obrador, escuchó la grabación de una llamada telefónica entre presuntos sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), interceptada por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Su autenticidad fue verificada por la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) y en ella, los presuntos sicarios hablan, sin mencionar nombres, de la preparación de un atentado de alto nivel.

“Las fuentes que confirmaron lo ocurrido en esa reunión del gabinete de seguridad refieren que del análisis de situación ahí realizado, se definieron cuatro posibles blancos: el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard por haber firmado la extradición a Estados Unidos del hijo del capo del CJNG, concretada el jueves 20 de febrero pasado; el secretario federal de Seguridad, Alfonso Durazo, cabeza de la estrategia antinarcóticos del gobierno; el director de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, por las acciones emprendidas contra las finanzas de la organización delictiva; el secretario de Seguridad de la CDMX, Omar García Harfuch por los golpes asestados a las estructuras de narcomenudeo del cártel en la capital del país. En todos los casos, se ordenó el reforzamiento de su seguridad”.

Afortunadamente la inteligencia nacional y ese reforzamiento, salvaron la vida de García Harfuch.

Pero los de Jalisco ya lo hicieron una vez.

Y demostraron su poder.

Golpe en el corazón del país. La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX) ha detenido hasta la noche de este viernes a 19 presuntos autores materiales del atentado contra Omar García Harfuch, titular de la dependencia. En la foto, los primeros capturados tras el ataque en Lomas de Chapultepec. FOTO: ESPECIAL

-OÍDO EN EL 1810-

En casa.

El CJNG tiene presencia en Querétaro, a pesar de que el gobernador Francisco Domínguez lo ha negado una y mil veces. De hecho, el titular de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, lo confirmó en una charla por facebook con empresarios queretanos la semana pasada: En Querétaro opera el Cártel Jalisco Nueva Generación y el de Santa Rosa de Lima, les dijo.

Y sí.

-¡PREEEPAREN!-

¿Se acuerdan de Nancy Guadalupe?

Sí, la mujer que mataron en Tequisquiapan hace un año, el 20 de junio de 2019, por órdenes de su marido. El sujeto, Ernesto Enrique, de origen chileno, y el autor material fueron sentenciados la semana pasada a 38 y 27 años y medio, respectivamente.

Cabe recordar que Nancy Guadalupe Morales Hidalgo acudió cuatro veces al Instituto de la Mujer y le envió le envió carta al gobernador Francisco Domínguez diciéndole que ya había agresiones de parte de su pareja temía por su vida, pero nunca fue atendida.

Esto le decía al mandatario estatal:

“Me dirijo a usted de la manera más atenta para solicitar su apoyo, ya que soy una persona que teme que el papá de su hija haya participado en la planeación de mi FEMINICIDIO y que pueda ser responsable de un asalto a mano armada en mi contra efectuado por tres hombres en mi domicilio ubicado en el municipio de Tequisquiapan, el pasado jueves 11 de abril del año en curso”, decía en el texto.

Y continuaba: “Pese a la gravedad del evento, donde estos individuos entraron con llaves a mi domicilio, donde no hubo robo, que al huir del lugar nos dispararon a mí y a un jardinero que me asistió mientras llamaba al 911 y que una de mis 2 perras fuera encontrada con signos de estrangulamiento y un martillazo en la cabeza y la otra con señales de envenenamiento, además de varios testigos, al momento de levantar mi denuncia, la Fiscalía registrara mi declaración como robo a casa habitación, dicha carpeta registrada como CI/SJR/2822/2019/CARPETA”.

Nadie la escuchó.

Los responsables del homicidio ya han sido sentenciados y qué bueno.

¿Y la autoridad omisa, qué?

Criminal:  A 38 años de cárcel fue sentenciado Ernesto Enrique,  el autor intelectual del feminicidio de su esposa  Nancy Guadalupe, la mujer que envió una carta al gobernador Francisco Domínguez pidiendo auxilio y no la escuchó. FOTO: ARCHIVO.

-¡AAAPUNTEN!-

Detenido.

Cayó en manos de la justicia quien fundara con José Antonio Yépez Ortiz, alias El Marro, el Cártel Santa Rosa de Lima. Se trata de Noé Israel Lara Belman, alias El Puma. Este hombre había roto con El Marro y según el gobierno federal, actualmente era el jefe de plaza del CJNG en Guanajuato y Querétaro.

Ya lo estarán remplazando.

Cayó en manos de la justicia quien fundara con José Antonio Yépez Ortiz, alias El Marro, el Cártel Santa Rosa de Lima. Se trata de Noé Israel Lara Belman, alias El Puma. FOTO: FISCALÍA

-¡FUEGO!-

“Normalidad”.

A partir de hoy 18 estados, entre ellos Querétaro, son considerados en semáforo naranja por la Secretaría de Salud federal, lo que aquí desde hace rato ya había decretado la autoridad local, a pesar de suspender las fiestas patrias y los festejos navideños. Por lo demás, ya tenemos más de dos mil casos confirmados de Covid-19 y pronto llegaremos a los 300 muertos.

¡Porca miseria!

Comentarios

Comentarios