SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN / FAUSTINO Y LA ÚLTIMA PERE DE LA DÉCADA

TABLERO

  • El hoy arzobispo de Durango dirigió la 129
  • Marcos Aguilar enfrenta tormenta perfecta
  • Involucran sin razón a notarios públicos
  • Las lecciones del conflicto de Mayo de 80

La Pere.

Hace menos de un año, luego de caminar 352 kilómetros desde Neblinas -en el fondo de la Sierra Gorda- hasta la Ciudad de México, al frente de la 129 edición de la romería al Tepeyac, la última de la década, el entonces obispo Faustino Armendáriz la calificó como “tesoro de Querétaro”, del que ya se sentía parte y seguiría impulsando de manera muy puntual. Así se publicó en PLAZA DE ARMAS el 31 de julio de 2019, tan lejos y tan cerca de que el Papa Francisco decidiera nombrarlo Arzobispo de Durango unas semanas después -el 21 de septiembre- y de que el virus más voraz, el Covid-19, detuviera al planeta y a nuestra Peregrinación.

Todo cambia.

En aquella charla, en la antigua casa obispal de las calles de Reforma, en donde este reportero entrevistó a Alfonso Toriz Cobián en los 70 y a Mario de Gasperín Gasperín a principios del milenio, don Faustino Armendáriz Jiménez habló también de la participación de los políticos: “Ojalá todos fueran”. Y sí, la histórica Pere, solamente suspendida por las pandemias y la persecución religiosa, ha visto vestirse de romeros a funcionarios y esposas de gobernadores, como Sandra Albarrán y Karina Castro, pero también a políticos de distintos colores como el senador Mauricio Kuri González, Pancho Pérez Rojas y Enrique Vega Carriles, entre otros.

Entrevistado en la serie “Contrafuego” como anticipo de la ya cada vez más cercana sucesión gubernamental, el ahora arzobispo dijo esperar  “candidatos que quieran servir al pueblo y no servirse de él”  a sabiendas que que la fe no mueve campañas, sino montañas.

Respecto al año electoral, expresó: Para toda la gente es tiempo de esperanza, pero la esperanza se construye, ojalá el actual gobierno construya esperanza para que haya un seguimiento a esta esperanza.

En la amplia conversación, Armendáriz reconoció focos amarillos en Querétaro y un pueblo que demanda seguridad frente a los asaltos y casos de violencia extrema como, por esos días, el asesinato de dos policías en Ceja de Bravo, por lo que el gobierno tiene que mostrar su eficiencia, un esfuerzo más intenso, establecer estrategias claras y fortalecer la prevención para dar seguridad a la gente que hoy tiene miedo de salir a la calle.

Bajo de una imagen de la Virgen de Guadalupe, con alzacuellos y vestido de negro absoluto, el pastor de la grey católica, siempre abierto y preciso, no rehuyó los temas políticos y lo mismo opinó de la 4-T, que no veía, que de la corrupción problema histórico que no debe hacerse eslogan sino actuar en contra de ella, más la actual que la del pasado.

Don Faustino admitió recibir políticos para platicar de la situación del país y hasta acepta echarles la bendición, ¿por qué no?, pero no promoverá a nadie sino el voto, porque esa es su función, aunque se queja de partidos que no toman en cuenta la doctrina y promueven la cultura de la muerte, como es la opción por el aborto y por destruir el matrimonio. En tal sentido celebró que en el Congreso del Estado se haya detenido esa propuesta, “gracias a Dios. ¿Por qué? Porque los queretanos decimos un sí a la vida”.

Así fueron las palabras del Noveno Obispo de Querétaro, en el noveno año de Plaza de Armas, El Periódico de Querétaro. Hoy estamos a la espera del décimo obispo en el décimo año de este esfuerzo editorial, pero por lo pronto ya se anunció que no habrá romería en 2020 porque, frente a la amenaza del Covid-19, se ha preferido proteger el don de la vida.

Ya en aquella entrevista don Faustino habló de la Pere 129 como un canto a la vida, invocó a la Santísima Virgen y pidió a las peregrinas seguir su ejemplo. “Sí, la intención de esta Peregrinación fue por la vida. Creo que es necesario que nuestro pueblo también se una a este grito solidario de sí a la vida y también un no a la cultura de la muerte. Me parece que son las convicciones, es la Palabra de Dios la que no invita a hacer eso, no es nada ideológico. Lo que es ideológico es lo que está en contra de la vida” en clara alusión al aborto.

En esa lógica faustiniana, es un acierto la suspensión de la romería este año, aunque haya algunos necios que, a pesar de la cancelación por parte de la Diócesis y de las agrupaciones de fieles, deseen marchar.

Y seguramente “marcharán”.

Pero al más allá.

La Basílica 2019: El ahora arzobispo de Durango encabezó todavía el año año pasado como obispo la romería queretana, de la que fue el más ferviente impulsor. FOTO: DIÓCESIS DE QUERÉTARO

-BLANCAS Y NEGRAS-

Jalando parejo.

En las denuncias contra la corrupción en la presidencia municipal de Marcos Aguilar que tiene en la cárcel a dos de sus colaboradores -ya desconocidos por Martín Arango, del PAN- hay pánico en el equipo del hoy diputado federal y (¿ex?) aspirante al gobierno estatal o a lo que sea, por la información de hasta 15 carpetas de investigación relacionadas al trienio del que agarró parejo.

En medio de este conflicto, a querer o no vinculado a la sucesión, han aparecido los nombres y números de carpetas de investigación vinculadas a los hechos probablemente constitutivos de delito, cometidos por servidores públicos de la administración municipal pasada, indagatorias que han iniciado por informes requeridos a diversos Notarios de la capital y del vecino Municipio de San Juan del Río, los cuales sin deberla ni temerla, han tenido que cooperar con la Fiscalía, en pro de esclarecer los hechos.

Y es que en el marco de las investigaciones en contra del Alcalde de las Concesiones, se han realizado diversas diligencias para esclarecer contratos celebrados entre el Municipio de Querétaro y una empresa foránea, la cual habría sido contratada para obras o servicios por más de más de 11 millones de pesos, sin que éstos se hayan realizado, defraudando en consecuencia al Ayuntamiento capitalino.

Cabe señalar que el problema, recae propiamente en el Ayuntamiento y no así en los Notarios que hubiesen intervenido, pues la responsabilidad en la firma de los contratos y en la observancia de los requisitos legales de los mismos, es una obligación del órgano de gobierno. Como consecuencia deberá esclarecerse el por qué dichos contratos fueron celebrados sin que los representantes legales de las empresas contarán con facultades para suscribirlos, generando en consecuencia un desfalco al erario municipal; ¿complicidad o descuido?

Ya que estamos en tema del diputado Marcos Aguilar, el alcalde vendedor, hay que observar su tormenta perfecta: No puede repetir como diputado federal plurinominal, la ley lo impide, y para contender por  el voto directo en el el distrito III o cualquier otro, tendría que superar el veto de Pancho. Y para ir por otro partido ya se le pasó el tiempo, porque no renunció al PAN a medio periodo, como lo exige el artículo 59 de la Constitución.

O sea, ya valió.

Otra limpia anda necesitando Marcos Aguilar, como cuando -siendo presidente municipal- se hincó frente a Ana María Álvarez, de la Mesa Chichimeca.  para que le espantara los chamucos que, al parecer, le están revoloteando de nuevo. FOTO:VÍCTOR POLENCIANO

-EL HISTORIETARIO-

Lección.

Hace 40 años vivimos el conflicto estudiantil más grave del Querétaro moderno, el de mayo de 80, siendo gobernador el recio Rafael Camacho Guzmán, con apenas siete meses y ocho días en el poder.Todo comenzó en la Normal del Estado en donde los estudiantes pedían una biblioteca y un camión para sus prácticas, sin que nadie les hiciera caso, en virtud de lo cual decidieron aprovechar la asistencia del presidente José López Portillo a la asamblea nacional del STIRT, el sindicato de la radio y televisión, del que Camacho era el líder moral y este columnista secretario general de la sección anfitriona.

Los normalistas, liderados por J. Dolores González, pretendieron detener el vehículo del primer mandatario a su paso por la avenida Corregidora, en donde fueron interceptados y golpeados por la policía que los correteó hasta dentro de la Prepa Sur de la UAQ.A partir de esos hechos, el rector Mariano Palacios Alcocer convocó al Consejo Universitario para informar que fue violada la autonomía.

El conflicto incluyó marchas multitudinarias nunca antes vistas en Querétaro –desde el Cerro de las Campanas hasta el Jardín Obregón, hoy Zenea, pasando por el Palacio de Gobierno, entonces ubicado en Madero 70.Y lo peor, el paro en nuestra máxima casa de estudios por tres semanas, del 8 al 24 de mayo, hasta que intervino el poder federal a través del secretario de Gobernación, Enrique Olivares Santana.

Más a fuerzas que de ganas, Rafael Camacho Guzmán atendió no solamente las demandas originales de los normalistas, sino el cese de una decena de funcionarios encabezados por la primera y única procuradora de la historia local, Hilda Martha Ybarra y el jefe de la Judicial, Manuel Susunaga con sus principales colaboradores.

Era la época del poder absoluto, que algunos pretenden reeditar hoy, sin darse cuenta que las cosas ya cambiaron.Lo curioso de todo esto, es que el entonces rector Mariano Palacios Alcocer se convirtió cinco años después en el sucesor de Rafael Camacho Guzmán.De allá para acá los gobernadores han seguido peleándose con la UAQ, como Pancho Domínguez con el rector Gilberto Herrera Ruiz.

La política es así.

-LA FRASE DE LA SEMANA-

Ni parientes somos.

“Ninguna de las dos personas que fueron  detenidas son parte de nuestra organización, no están dadas de alta ni son militantes de nuetro partido”: Martín Arango, secretario general del comité estatal del PAN a propósito de Manuel Velázquez Pegueros, secretario de Gobierno y otro funcionario de la administración municipal panista de Marcos Aguilar Vega. Expreso Querétaro, miércoles 20 de mayo 2020.

Tiempo de caza.

-JUGADA FINAL-

Alzheimer.

Al dirigente Martín Arango, que ya borró de la lista del PAN a los colaboradores de Marcos Aguilar, ex presidente municipal y actual diputado federal plurinominal, un olvidadizo ¡JAQUE MATE!

 

Comentarios

Comentarios