EL CAOS DEL MUNDO ES PORQUE FINALIZA UN CICLO DE 5 MIL 200 AÑOS: SACERDOTE MAYA

23 abril, 2012 Publicado a las 2:39 PM horas CULTURA, Última Hora

Omrael Norbert Muigg aseguró que en diciembre se llevará a cabo el proceso de “transformación”, el cual dará paso a un nuevo tiempo, lo que para la cultura maya es un “renacimiento” de otra nueva etapa.
El primer sacerdote maya europeo, Omrael Norbert Muigg, nacido en Austria, aseguró que el “caos” que sufre el mundo es consecuencia de que en diciembre de 2012 termina un ciclo de más de 5 mil 200 años, que dará paso a un nuevo tiempo en el que el ser humano experimentará importantes cambios interiores.
Este proceso de “transformación”, que para la cultura maya es un “renacimiento” de otra nueva etapa, conlleva un cierto desorden en el desarrollo del ser humano, que se ve plasmado en las relaciones familiares, sociales y económicas de hoy en día, explicó a Efe en Zaragoza (nordeste de España), donde ha presentado su libro “Sol maya”.
“Los ancianos dicen que empieza un tiempo en el que se sucederán muchos cambios interiores en el ser humano, mientras que no se puede asegurar que la naturaleza o el clima serán peor, pero podría ser”, en relación a posibles catástrofes naturales, indicó.
En este sentido, señaló que el caos que sufre el mundo actualmente, reflejado en la situación económica, se solucionará cuando se asiente la nueva etapa, es decir dentro de “cinco o diez años”.
Norbert Muigg, quien decidió dejar su país hace veinte años para introducirse en la cultura maya atraído por su “magnetismo”, visitó España para transmitir los conocimientos de esta “sabia” civilización que vive en permanente contacto espiritual con el “más allá” a través de la naturaleza.
“Dedicar parte de mi vida al interior de la gente siempre fue un propósito de mi niñez. El sacerdote maya estaba más cerca de mi visión que la del un sacerdote católico porque éste se dedica no sólo a una confesión, sino a diferentes religiones y culturas”, resaltó.
Norbert, que vive en Guatemala, se considera un “puente intercultural” abierto al mundo que intenta transmitir a través de sus libros y conferencias que el deseo del cambio que el hombre siente en su interior se puede llevar a cabo, como hizo él.
“Los mayas dicen que lo más importante para el cuerpo es conectarse con el lado espiritual que es lo único que calma el interior. Si una persona se dedica sólo al dinero vive bajo las reglas del materialismo, en cambio cualquier creencia ofrece a la persona una guía espiritual para sobrepasar las dificultades”, explicó.
La cultura occidental, sumergida en un estado “caótico”, necesita desarrollar su faceta espiritual para rechazar los “miedos” que siente sobre el “mundo invisible” a través de sacerdotes que transporten “la verdad” y descubran a los demás su “sabiduría”, precisó.
Este desarrollo tendría que conllevar también, en su opinión, una mayor conexión entre civilizaciones, independientemente del origen de cada uno, en un momento en el que cada nación mira hacia adentro y defiende sus propios intereses, porque lo contrario, dijo, sólo provoca “conflicto”.
“Como extranjero en Guatemala he vivido la experiencia de que cuando te conectas con un pueblo éste se abre para ti. Nosotros como europeos deberíamos abrir los corazones a la sabiduría de otras razas. El fundamentalismo cuando se concentra sólo se traduce en guerras”, apuntó.
Después de transmitir su conocimiento en Italia y Austria, este sacerdote maya decidió, ayudado por la Fundación Voces Ancestrales, empezar su labor en España, un país del que siempre ha sentido la presencia de tres “fuerzas espirituales”: San Jorge, el apóstol Santiago, y la Virgen de Montserrat.
“Las tres están presentes en Guatemala por la conquista española. Cuando caminé con los ancianos mayas sentí el magnetismo de estas energías y como me guiaban en mi propio camino”, concluyó Norbert Muigg, quien también siente “fascinación” por San Juan de la Cruz.

bemr