Codigo de Ética

Internet ha sido una plataforma de lanzamiento para innumerables ideas y proyectos, generadora de logros trascendentales. Desde su creación, el crecimiento de usuarios ha demostrado que la red es una de las aportaciones más importantes del siglo pasado.

Pero se ha abusado. Como no hay a quien reclamar o denunciar -y en su caso requiere de un proceso, arduo y lento- se ha agraviado a personas, empresas, partidos y, sobre todo, al ciudadano de a pie. Por eso, plazadearmas.com.mx, no promoverá ni alentará, mucho menos permitirá que desde este sitio se atente contra la privacidad y dignidad de las personas.

Tampoco que información de dudosa procedencia, manipulada o que afecte a ciudadanos inocentes, se difunda en este espacio. Nosotros no somos un foro de discusión.

En el tema de seguridad nacional y lucha contra la delincuencia organizada, nuestra postura es contundente: daremos a conocer única y exclusivamente la que provenga de fuentes oficiales y que no ponga en riesgo a los trabajadores de plazadearmas.com.mx.

Estamos aquí – por eso nacimos – para informar, para que usted tenga, en la medida de nuestras capacidades, un espacio multimedia confiable, certero, oportuno, pero sobre todo, responsable, que le permita tomar decisiones o simplemente, estar informado. Buscamos con ello, darle datos duros, numeralias, opiniones de expertos, entrevistas y notas coyunturales, que le permitan estar documentado – sin especulaciones- respetando, sobre todo, su hogar, su trabajo y la dignidad de quienes nos visiten.

Para que diariamente, cuando usted navegue por plazadearmas.com.mx., tenga la seguridad y la tranquilidad de que aquí no habrá dolo ni daño moral, por el contrario, el respeto a las diferentes formas de pensar, que es, a final de cuentas, lo que nos hace crecer como comunidad. Es nuestro compromiso, nuestro Código de ética.